La semana pasada, Fernando Verdasco acompañaba a Ana Ivanovic durante sus entrenamientos en Palma de Mallorca y esta semana le ha tocado a la guapísima tenista serbia viajar a Madrid para estar con su novio.

Una de sus salidas citas fue para ver jugar al Real Madrid frente al Zenit de San Petersburgo en Liga de Campeones con el privilegio de presenciarlo desde un palco VIP del estadio Santiago Bernabeu, así notaron menos el frío que hace estos días en la capital. Y como era una cita dejaron la ropa deportiva en el armario y se vistieron elegantemente. Él con traje negro y corbata en el mismo color. Ella con un abrigo blanco entallado y zapatos peep toes, se nota que sabe soportar los pocos grados que marcaban los termómetros. La pareja más de moda de las pistas de tenis llegó y se fue en el deportivo blanco propiedad del campeón de la Copa Davis.

Fernando conoce a la madre de Ana, Dragana, y ella ya ha estado antes en Madrid, ccon los Verdasco. La tenista se ha comprado además una casa en Palma de Mallorca pero no es sólo para estar más cerca de Fernando. Creció en Belgrado, en los noventa, en plena guerra de los Balcanes y hace unos meses confesaba donde le gustaría vivir: "Me encantaría tener una casa cerca del mar. Y también un barco, me encanta navegar. Sí, eso es lo que quiero, mar, sol y arena". Deseo cumplido.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más