Esther Arroyo y su marido ya han salido del hospital, tras haber permanecido más de tres semanas ingresados

Otro de los ocupantes del vehículo en el que viajaban también ha sido dado de alta; el conductor de la furgoneta contra la que chocaron continúa ingresado en estado grave

Esther Arroyo ya está en casa. La presentadora y Miss España 1990 abandonaba el martes de esta semana el Hospital Universitario de Puerto Real de Cádiz en el que se encontraba ingresada desde el pasado 10 de octubre, día del accidente de tráfico en el que resultaron heridos ella, su marido, la cantante Ana Torroja, dos amigos de ambas y el ocupante del vehículo que causó el siniestro.

Antonio Navajas, marido de Esther, y R.L.L., que en su momento fue trasladado al hospital Punta de Europa de Algeciras junto a Ana Torroja, también han sido dados de alta. De todas las personas que estaban ingresadas, solamente sigue hospitalizado O.J.P., el conductor de la furgoneta contra la que chocó el monovolumen en el que viajaban Arroyo, su marido, Torroja, y otras tres personas. Una de ellas, Ulises D.A., de 40 años, falleció a las pocas horas de producirse el accidente. Otro de ellos, M.A.H.G., fue trasladado desde el Hospital de Puerto Real al Puerta del Mar de la capital gaditana para una evaluación del traumatismo facial que sufrió y también ha sido ya dado de alta.

El conductor de la furgoneta, de 29 años, es el único de los heridos que permanece ingresado y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Puerta del Mar de Cádiz. Su estado sigue siendo grave.

Ana Torroja fue la primera en ser dada de alta, el pasado 22 de octubre, tras recuperarse de la fractura de clavícula que sufrió. Después han ido abandonando paulatinamente el hospital sus otros dos amigos, Esther Arroyo y su marido. La gaditana, que fue sometida a una serie intervenciones por las fracturas que sufrió en las piernas, ha sido la última en recibir el alta.

El accidente se produjo el pasado 10 de octubre en el kilómetro 44.500 de la antigua carretera N-340, a unos diez kilómetros de Vejer de la Frontera. Esther Arroyo y Ana Torroja viajaban en un monovolumen junto a otras cuatro personas cuando chocaron frontolateralmente contra otro vehículo que se había quedado atravesado en la calzada debido al fuerte temporal que azotaba la zona, según apuntó la Subdelegación del Gobierno de Cádiz. El impacto, que se produjo alrededor de las 9.10 de la mañana, fue brutal. La furgoneta contra la que chocaron quedó partida en dos y el monovolumen, siniestro total. Fue necesaria la intervención de los bomberos para rescatar a los heridos, que fueron trasladados a diferentes hospitales.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más