Tamara Falcó y Marco Noyer pasean su amor por Sotogrande

Como una pareja más de jóvenes enamorados, Tamara Falcó y su novio Marco Noyer disfrutan del verano en España. Ambos han decidido volver a casa desde París, donde residen desde hace unos meses, para descansar junto a sus familias antes de retomar sus respectivos compromisos. Como muchas otras caras conocidas, se acercaron hasta Sotogrande para ver uno de los partidos de polo que se disputan estos días y allí demostraron que su relación, que dura ya casi dos años, marcha a las mil maravillas.

Sin planes de boda
Tamara, que eligió un favorecedor vestido estampado con sandalias de plataforma para combatir el calor, no soltó a Marco de la mano mientras paseaban por las instalaciones. La complicidad y muestras de cariño fueron constantes durante toda la jornada en la que compartieron su tiempo con algunos amigos. Dado lo consolidado de su noviazgo, no es de extrañar que se les pregunte por una futura boda, algo que Tamara ha desmentido en varias ocasiones. La última de ellas a finales de julio en una fiesta en la que coincidió con la novia de su hermano Julio: "Por ahora no tengo planes de boda".

La hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó se trasladó a París siguiendo los pasos de su novio, que está en la capital francesa haciendo un máster. Con apartamento propio y actividades profesionales relacionadas con el mundo de la moda, hace algunos meses confesó que está aprendiendo mucho al vivir sola: "Desde que vivo independizada en mi apartamento de París, me he dado cuenta de lo que es vivir con un presupuesto, hacer la cama… y todas esas cosas que cuando vivía en casa de mi madre siempre estaban hechas. Además es que voy a comprar lo que sea y el dinero se me escapa enseguida. Pero bueno, estoy muy contenta con la experiencia".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más