Cayetano Rivera confirma su alternativa en Las Ventas: 'Estoy en una nube'

El torero le brindó un toro al rey don Juan Carlos

La plaza de Las Ventas madrileña acogió un año más la corrida de la Beneficencia, presidida como es costumbre por el presidente de honor de este festejo el rey don Juan Carlos. En la calurosa tarde fueron tres las figuras que salieron al ruedo para mostrar su arte con el capote, Morante de la Puebla, José María Manzanares y Cayetano Rivera, aunque este último más emocionado si cabe porque esa tarde confirmaba de nuevo su alternativa como matador de toros. Es la primera vez que pisaba el coso madrileño y lo hizo con éxito, ya que fue premiado con una oreja en medio de una gran ovación. Mientras, su hermano observaba cada detalle desde la barrera, sufriendo con Cayetano y aplaudiendo su buen hacer.

Al acabar la faena, poco antes de ser recibido en el Palco Real, donde le esperaba el Rey al que le había brindado un toro, Cayetano confesó estar "en una nube". "Un triunfo así en una plaza de tanta importancia es increíble. Uno siempre sueña cosas y no sabe si se van a cumplir o no. Me quedo con lo a gusto que me he encontrado y con el cariño y el respeto del público en Madrid, que siempre es de agradecer", explicó.

Cayetano Rivera, que procede de dos dinastías taurinas de renombre, sintió la vocación del toreo tarde, con veintiocho años. Fue su hermano Francisco el encargado de darle la alternativa en una emotiva tarde de septiembre de 2006 en el coso de Ronda, que tanto significado tiene para su familia. "Ronda es una ciudad muy especial para mi. Esta plaza de toros es mágica. Es un templo del toreo" comentó entonces el diestro.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más