Anne Igartiburu desmiente que mantenga una relación con el entrenador Sergio Scariolo

La presentadora de televisión y su compañera Sonia Ferrer han sido las madrinas de una campaña solidaria en favor de los niños

Anne Igartiburu y Sonia Ferrer han sido las madrinas de excepción de la octava edición de Una juguete, una ilusión. Ambas presentadoras de televisión atraviesan diferentes momentos en sus vidas, aunque tienen algo en común además de la misma profesión, y es su deseo de ampliar la familia.

Tras separarse hace un año y medio del bailarín Igor Yebra, la presentadora de ¡Mira quien baila!, y Corazón de, comenzó una relación sentimental con Álvaro Fuster, que después de varios meses no llegó a buen puerto. Desde entonces no se le ha vuelto a conocer ninguna pareja, pero en las últimas semanas muchos rumores la relacionaban con el entrenador del equipo Unicaja Sergio Scariolo, casado con la jugadora de baloncesto Blanca Ares, tras haberles visto juntos en alguna ocasión. Un rumor que Anne se ha apresurado a desmentir: "Sergio y yo somos amigos y estábamos reunidos por una cuestión de trabajo de una ONG. Él tiene familia e hijos y no tengo nada con él", asegura.

En este momento, la presentadora está centrada en su trabajo y dice que por el momento no tiene tiempo para el amor, aunque lo que sí tiene claro, es que en un futuro quiere ampliar la familia. "Quiero adoptar otro niño", comenta Anne, que ya tiene una niña llamada Noa, de seis años, que adoptó en la India, y a quien su ex marido le dio sus apellidos.

Por su parte, Sonia Ferrer contrajo matrimonio con el cirujano italiano Marco Vricella hace poco más de tres meses y dice estar encantada, aunque confiesa que su vida en pareja es exactamente igual que la que llevaba antes de pasar por el altar. La conductora del programa Gente dice que quiere tener hijos, pero que será más adelante, ya que de momento no se lo ha planteado.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más