El Cordobés y Virginia nos presentan a su hija Triana

'Mi hijo Manolillo nació más feo y ahora está para comérselo, pero Triana ha nacido guapísima, como su hermana Alba'

Día y medio después de dar a luz a su hija Triana, Virginia, esposa de Manuel Díaz, ha posado feliz, emocionada y guapísima con su segunda hija en brazos. El alumbramiento fue tan rápido y madre e hija se encuentran tan bien que no han tenido que esperar ni dos días para volver a su finca sevillana, Cerro negro, donde les esperaba impaciente el pequeño Manuel, de tres años. Virginia ingresó en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla el domingo a las siete de la tarde, cuatro horas después nacía Triana y este mediodía ya estaban los tres en casa.

Antes, el torero y su mujer han querido presentar a la pequeña Triana, una niña de la que su padre comentaba: "Manolillo nació más feo y ahora está para comérselo, pero Triana ha nacido guapísima, como Alba". Sus dos hijos, Manolo y Alba, nacida en su matrimonio con Vicky Martín-Berrocal, ya conocen a la niña y no siente, al menos de momento, ningún celo.

Manuel ¿Por qué habéis elegido ese nombre?
Triana significa tres vidas. Los antiguos en Sevilla llamaban a Triana tres vidas y eso es lo que yo espero tres niños, tres vidas
¿Piensas dejar los toros ahora que ya tienes familia numerosa?
-¡Pero cómo voy a dejar los toros si he sido el numero uno de la temporada! el que más corridas ha toreado y eso que tengo cuarenta años. ¡Arriba la vejez! Hasta que no tenga tres más no me retiro. (risas) Virginia ¿Cómo fue el parto?
- Todo fue fenomenal, muy bien y muy rápido y la verdad es que no me lo esperaba. Estoy feliz

Manuel estuvo junto a ella en el momento del nacimiento y ayudó al doctor en lo que pudo. El valiente torero se emocionó tanto que recordaba con su característico sentido del humor: "Para mí ha sido la mejor faena de la temporada, ver que las primeras manos que toca tu hija en este mundo son las tuyas, es lo más bonito que te puede pasar en la vida".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más