Borja Thyssen y Blanca Cuesta ya se han casado

La ceremonia religiosa se celebró ayer en la iglesia parroquial del Santo Espíritu, en Tarrassa, en la más estricta intimidad y el sábado tendrá lugar la gran fiesta en El Esquileo de Cabanillas, Segovia

La boda de Borja Thyssen y Blanca Cuesta tuvo lugar ayer, a las nueve de la noche, en la Iglesia parroquial del Santo Espíritu, en Tarrassa, Barcelona. La emotiva ceremonia religiosa se ofició en la intimidad, asistieron los padres de Blanca, Heidi Unkhoff y Miguel Cuesta, y, como ya había anunciado, no estuvo presente la baronesa Thyssen, madre de Borja.

Los novios tenían previsto contraer matrimonio el próximo sábado en El Esquileo de Cabanillas, en la provincia de Segovia, donde, a continuación se celebraría la fiesta. Sin embargo, al no conceder el Obispado de Segovia permisos para oficiar enlaces en capillas privadas, se vieron obligados a cambiar de planes. Borja y Blanca decidieron entonces que se casarían antes de ese día y mantendrían la fecha del 13 de octubre para festejar con sus familiares y amigos que ya son marido y mujer.

Este es el motivo por el que la ceremonia religiosa se celebró sin apenas invitados. Blanca se vestirá de novia este sábado y así la verán sus doscientos convidados. La modelo ha elegido un vestido diseñado por el director creativo de Pronovias, Manuel Mota, seguramente de corte imperio ya que la novia está en su sexto mes de embarazo. A menos de que cambie de opinión, no se espera que Carmen Cervera acuda tampoco a la gran celebración del sábado. La baronesa Thyssen asistía hace dos días a la inauguración de la muestra de Alberto Durero y Lucas Cranach el Viejo en el museo Thyssen acompañada de Francesca, hija del barón Thyssen. Carmen reiteró que no acudiría a la boda con la que está en total disconformidad y que, sin embargo, esto no significaba que entre ella y su hijo hubiera un gran distanciamiento.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más