Victoria Beckham: 'Sólo soy una chica de Londres muy normal'

'Debo ser la única persona en Los Ángeles que no quiere hacer películas'

No deja de sorprendernos. Cuando todos pensábamos que Victoria Beckham estaba tan interesada en su nueva vida en Los Ángeles para hacerse hueco entre las estrellas de Hollywood, ella ha confesado que no tiene ninguna intención de hacer cine. "Debo ser -ha dicho- la única persona en Los Ángeles que no quiere hacer películas".

Victoria y su familia desembarcarán en Estados Unidos esta semana. El viernes, su marido, David Beckham, será presentado con su nuevo equipo de fútbol L.A. Galaxy, y tres días después, el domingo, ella debutará en la televisión estadounidense con el documental Victoria Beckham: Coming to America, en el que narrará la peripecia de su mudanza de Madrid a California. Esto no significa, sin embargo, que la británica esté preparando su desembarco en las pantallas. Ella es modesta y sabe cuales son sus limitaciones: "Estoy muy concentrada en mi línea de ropa. Esa es mi pasión. Me lo pasé muy bien rodando el documental pero no diría que voy a ser la próxima estrella de la tele. De hecho no creo que sea tan buena actuando".

Victoria hizo estas declaraciones durante la promoción de su programa, una promoción que ha hecho vía telefónica ya que está apurando los días que le quedan en Inglaterra antes de empezar la nueva etapa de su vida junto a su marido y sus tres hijos.

La vuelta de las Spice girls
Inevitable fue que hablara del regreso de su grupo de música, las Spice girls que han firmado una gira de once conciertos que empezarán el próximo mes de diciembre. Victoria asegura que está encantada con esta vuelta aunque matiza que no significa un relanzamiento completo del grupo: "No estamos empezando de cero otra vez. No estamos haciendo un nuevo álbum. Estamos celebrando el pasado. Quiero que mis hijos vean a mamá sobre el escenario haciendo lo que solía hacer". Luego añadió: "Estoy emocionada sobre el tour pero ciertamente no estoy usándolo como plataforma para lanzar mi carrera en solitario"

La polifacética artista no es ajena al revuelo que se ha organizado en Estados Unidos ante su inminente llegada y ella ha querido darle menos importancia alegando que ante todo son muy familiares: "Se darán cuenta de que somos muy aburridos, que no hacemos mucho. Estamos mucho en familia y hay mucha gente en Los Ángeles que es mucho más famosa que David y yo. Sólo soy una chica de Londres muy normal. Es divertido la gente quiere saber como soy realmente. Tengo mucho sentido del humor y espero contagiárselo a los americanos".

Si Victoria está emocionada con el cambio, más lo están sus tres hijos, Brooklyn, Romeo y Cruz, por lo que les han contado sus padres: "Ellos piensan que se van a mudar a Disneyland". Así cualquier niño estaría contento.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más