Erika Ortiz, reencuentro con su ex y paseo con un amigo

Después de que trascendiera la noticia de su separación del que ha sido su pareja durante los últimos seis años, a Erika Ortiz se la ha fotografiado junto a un nuevo joven. La hermana de la princesa de Asturias paseó junto a su acompañante por las calles de Madrid, compartió un almuerzo con él en la terraza de un restaurante y disfrutó de una larga sobremesa de charla. Estas imágenes son el testimonio de cómo Erika, poco a poco, va recuperando el pulso de su vida, después de una dura separación.

Días antes, Erika se reunió con Antonio Vigo, el padre de su hija Carla. Fue un reencuentro de lo más amistoso, que tuvo como escenario un centro comercial cercano al domicilio de ella. Estaban solos —la niña se encontraba en una fiesta infantil— y la reunión giraba en torno a un documento que Erika llevaba en sus manos y que, durante la charla, le entregó al que ya es su ex compañero. El lo leyó muy atentamente y finalmente se lo quedó. La pareja no había contraído matrimonio civil ni eclesiástico, así que han tratado de buscar una solución entre ellos de mutuo acuerdo, como el régimen de visitas de la pequeña Carla.

Una separación amistosa
Erika y Antonio decidieron no seguir compartiendo su vida hace unos meses y para ello lo primero que hicieron fue dejar de vivir bajo el mismo techo. Después de la boda de los príncipes de Asturias, la pareja se trasladó a vivir al piso que doña Letizia Ortiz dejó libre y allí han permanecido hasta hace algo más de un mes, cuando el escultor lo dejó. Antonio decidió entonces, y a la espera de rehacer su situación, irse a vivir de manera provisional a casa de sus padres, mientras Erika continúa viviendo en el piso de su hermana junto a su niña, que por el momento se ha quedado con ella.

A pesar de esta separación, las cosas parece que han quedado francamente bien entre la pareja, a juzgar por lo relajado de la reunión, en la que ambos se mostraron muy sonrientes. Después de hablar a solas durante largo rato, la pareja fue a recoger a su hija a una fiesta infantil en donde se encontraron con unos amigos comunes con los que se sentaron en una cafetería cercana a tomar algo. La pequeña Carla es, sin duda, la que más disfrutó de este encuentro, viendo a sus padres juntos, tranquilos y sonrientes.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más