Yvonne Reyes: 'Yo sé perfectamente quién es el padre de mi hijo y él sabe quién es su padre'

clara: jamás he cobrado dinero por hablar de mi vida privada en exclusiva.
—¿De qué vive Ivonne Reyes? ¿Recibes alguna ayuda, por ejemplo, del padre de tu hijo? ¿Te mantiene alguien? Son cosas que se han oído…
¿A mí?—se ríe de forma un poco sarcástica —. Ni me han ayudado en el pasado, ni hasta el día de hoy. Tengo bastante trabajo, gracias a Dios. Hago numerosas galas para televisión, incluso hice la de Fin de Año junto a Bertín Osborne; patrocino muchos eventos de marca, acudo a presentar seminarios de empresas, acabo de terminar como presentadora un programa de televisión en Canal Sur, que he hecho durante tres meses. Yo me mantengo gracias a mi trabajo, gracias a mi gimnasio y gracias a mi terapia.
—¿Vas al psicólogo?
Sí, ir es una de las decisiones mejores que he tomado en mi vida. Es algo muy sano. Es más, yo le sugeriría a más de uno que hiciera terapia.
—¿Tienes gente de confianza con quien compartir tu intimidad?
Sí, aunque muy poquitos. Somos cuatro hermanos, y estamos unidísimos. Fuera de ahí, dos o tres amigos, contaditos con los dedos.
—Mirando atrás, ¿cuál dirías que ha sido tu peor momento?
Han sido dos. Las pérdidas de mis padres. Mi padre falleció hace diecinueve años, y después mi madre, hace seis. Se me fueron muy jóvenes —dice emocionándose por unos momentos —. Les echo mucho de menos. Cada día más.
—¿Y qué te hace mirar al futuro con ilusión?
No creo en el futuro. Desde que fallecieron mis padres aprendí que no podemos contar con ningún futuro, que hay que aprender a estar conscientes del momento, vivir el día a día. Trato de disfrutar de cada cosa que hago sin distraerme, pensando en lo que vendrá o no vendrá, sin hacer demasiados planes.
—¿Aún crees en el amor? ¿Crees en un compromiso a largo plazo?
Pues quiero creerlo. Lo he visto a mi alrededor, lo he vivido en mi familia.
—¿Cuál es tu situación sentimental actual? ¿Tienes novio?
Te digo que en ese aspecto estoy contenta y feliz. Pero prefiero no profundizar en ello. Es mi parcelita de privacidad.
—Y para terminar, si pudieras volver el tiempo atrás, ¿cambiarías algo?
No cambiaría cosas, pero sí cambiaría a alguna de las personas que se han cruzado en mi vida.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más