Mañana estará en Segovia, ofreciendo un concierto con su grupo ‘El sueño de Morfeo’, pero antes Raquel del Rosario ha querido aprovechar los días entre un recital y otro (el fin de semana actuó en Albacete) para acompañar a su novio, el actual campeón del mundo de Fórmula 1, Fernando Alonso.

El piloto asturiano disputará el próximo domingo el Gran Premio de Automovilismo de Mónaco y aunque entonces Raquel no podrá estar en Montecarlo (otro concierto se lo impedirá) no se ha perdido los entrenamientos previos a la competición. La guapa cantante canaria navegó en una yate por la Costa Azul mientras su novio examinaba el circuito. No hubo manera de fotografiarles juntos que ya se sabe que a pesar de su respectiva popularidad, lo que prefieren es pasar inadvertidos. Tarea nada fácil en su caso.

Alonso repasó el circuito urbano de Montecarlo, paseo por el puerto deportivo, y comentó lo importante que es para él vencer en Mónaco y no sólo por mantener el liderato actual: "Me faltan tres copas en casa, las de Mónaco, Canadá y Estados Unidos y tres de las cuatro próximas carreras son esas. Voy a pasar por mi momento negro del año. A ver si esta vez puedo recuperar y no perder mucho en tres grandes premios que siempre han sido un poco malos para mí". Después, y sin cámaras de testigos, se reunió con su novia antes de que ella tuviera que regresar a España.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más