Raica Oliveira triunfó en la fiesta de David y Victoria Beckham

Más de trescientos invitados acudieron a la fiesta que David y Victoria Beckham organizaron a beneficio de UNICEF y con motivo de la próxima celebración del Mundial de Fútbol de Alemania. Cada uno de los asistentes pagó cerca de 3.000 euros por asistir a la gala que se celebró en una carpa instalada en los jardines de la mansión que la pareja posee en el condado de Hertfordshire.

Ellos acudieron vestidos de smoking y ellas escogieron con esmero vestidos largos de los que cortan la respiración, joyas de ensueño y cuidados peinados y maquillajes. La top model Elle Macpherson, las actrices Sienna Miller y Liz Hurley, la princesa Beatriz, hija mayor de los duques de York y Tatiana, novia de Nicolás de Grecia, rivalizaron en belleza con la anfitriona, Victoria Beckham que lucía un vestido en gasa de color verde casi fosforito de Roberto Cavalli con una abertura en la pierna de escándalo. Y, sin embargo, el triunfo en este baile de rivalidades fue para la sencillez de Raica Oliveira, novia de Ronaldo.

El futbolista brasileño fue el único compañero de David Beckham en el Real Madrid que acudió a la fiesta y así pudo conocer en persona a los integrantes de la selección inglesa de fútbol, sus rivales en unas semanas. Ronaldo llegó de la mano de su novia, la modelo brasileña Raica Oliveira que llevaba un vestido color vainilla que resaltaba su bronceado con sandalias y cartera de mano en color dorado. Ni una sola joya hizo falta para realzar aun más su natural atractivo. El maquillaje, también muy ligero, apenas algo de color para resaltar su color moreno y brillo en los labios. Con tan pocas ‘armas’, Raica se convirtió en la belleza de la noche.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más