Isabel Preysler se trasladó estos días hasta Nueva York, ciudad que conoce bien y donde tiene buenos amigos, para recoger el premio que la Organización No Gubernamental española Women Together había concedido a Porcelanosa por ser una «empresa con causa». (La citada ONG, presidida por Joana Caparrós, trabaja activamente en proyectos de consolidación de los microcréditos destinados a las mujeres con menores recursos económicos.)

La entrega tuvo lugar en la sede de las Naciones Unidas (ONU), en pleno Manhattan, un barrio literalmente tomado por la Policía. Isabel, que había llegado dos días antes porque siempre hay cosas que ver, hacer o comprar en Nueva York, eligió para la entrega un elegante y apropiado traje de chaqueta con joyas de Suárez. Hizo bien la señora de Boyer en huir de la excesiva rigurosidad del negro en una entrega de premios donde no se pedía etiqueta. Un color que, por el contrario, sí eligieron otras dos premiadas, la cantante colombiana Shakira y la espectacular modelo Karolina Kurkova. Las dos con el cabello recogido y ambas premiadas como representantes de las jóvenes generaciones de mujeres capaces de combinar con éxito trabajo, vida personal y compromiso social.

Gonzalo Miró se encontró con viejos amigos
Gonzalo Miró, como «pez en el agua» en Nueva York, en esta ocasión cambió el vestir «casual» que suele llevar para ir a clase por otro más sobrio con el que seguro que no desentonaría si Tommy Lee Jones o Willy Smith le llamaran para luchar con los extraterrestres en una nueva entrega de «Men in Black» («Hombres de negro»). Gonzalo, que había viajado desde Madrid en compañía de Tomás Terry, se lo pasó bien, entre otras cosas, porque en la ONU se encontró con viejos conocidos, como el bailarín Rafael Amargo y su esposa, Yolanda. Isabel Preysler ocupó su lugar en la sala junto al resto de los premiados o, en su caso, de las personas que les representaban.

Nombres conocidos y personalidades entre los premiados
Uno a uno fueron leyendo los nombres de los galardonados, entre quienes también estaban la Reina Rania de Jordania, Hillary Clinton, la senadora más joven de Estados Unidos; Angelina Jolie, que ya ostenta los galones de embajadora de buena voluntad; Kerry Kennedy, fundadora del Centro Robert F. Kennedy para la Defensa de los Derechos Humanos; Cristina Macaya, presidenta de la Cruz Roja española durante diez años y creadora del Sorteo de Oro; Consuelo Ciscar, directora del Instituto valenciano de Arte Moderno; Elsa Perety, diseñadora de Tiffany’s desde hace más de treinta años, y la brasileña Nelida Piñón, profesora universitaria en Miami y la primera mujer que logró presidir una academia literaria en el mundo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más