—¿Tú te ganas la vida por ti misma?
Yo por mí misma me la gano, sí.
—¿No le has pedido pensión para ti a tu ex marido?
Nunca. Manuel lo que hace es pasar lo convenido para nuestra hija. Y, por supuesto, jamás ha fallado.
—También podrías recurrir a tu familia.
Podría vivir perfectamente porque con mi padre y mi madre nunca me ha faltado nada y no creo que me vaya a faltar nunca. Pero, por el momento, no recurro a ellos. A mí me gusta trabajar. Y como ya he dicho que trabajo en algo que me apasiona, pues es maravilloso.
—¿Cómo funciona, empresarialmente hablando, tu moda flamenca?
Muy bien. El año pasado he vendido mucho. Y este año va, si cabe, mejor.
—¿Lo llevas tú muy directamente?
Directísimamente. Yo soy la que diseña todos los trajes, la que busca las telas, los colores... Lo hago todo. Y, por supuesto, tengo a mis modistas, que son cuatro, y las cuatro maravillosas. Gracias a ellas, este sueño, esta aventura marcha viento en popa.
—¿Lo has pasado alguna vez mal en la vida?
Sí. He tenido rachas muy malas. Nada es fácil. Sentimentalmente, yo lo he pasado muy mal. Soy una persona que ha sufrido mucho por amor, no cabe duda. Ya te dije que me casé enamorada y, en consecuencia, terminar una historia en la que has puesto todo, todo con mayúscula, duele, duele mucho. Por otra parte, hay momentos profesionalmente duros en que te sientes como perdida. Pero en esos casos debes tener la cabeza muy en su sitio. Hay una frase que a mí me enloquece y que digo a todos mis amigos cuando lo pasan mal: "La hora más oscura de la noche es la que precede al alba". Es decir, siempre amanece.
—Pues tú andas en una especie de noche oscura..., si llevas, como dices, tres años sola.
Pero tengo a mi hija, que es mi compañera del alma a pesar de que tiene tan sólo seis años. Alba es mi locura, es mi amor.
—Pero soñarás con volver a casarte algún día, ¿no? Por supuesto. Pero sin ningún tipo de prisa. Ahora estoy muy centrada en mi trabajo. Hay que aprovechar: en la vida, la suerte pasa una vez, el momento pasa una sola vez también... Si no lo aprovechas, se te puede escapar.
—Dinos algo de tu nueva colección.
Consta de tres partes o apartados: la primera, dedicada a Ibiza. Es una parte blanca, en croché, tejidos blancos, todo maravilloso. La segunda es un guiño al Rocío (toda mi vida he sido rociera); se trata de una colección de vichy blanca y marrón, y la última parte está dedicada a la Feria de Sevilla, en la que domina el color y a la que le he metido dorados porque para mí este año el dorado es un punto muy importante; me he inspirado mucho en las joyas, los complementos han sido todos en oro... a modo de homenaje a la cultura gitana.
—Y, de pronto, en medio de tanta actividad, de tanto trabajo, te vas un día a Ibiza y te hacen unas fotos con Pepe Navarro... y esa semana no se habla de otra cosa. ¿Te molestó? ¿Quieres decir algo?
No me molestó. Pero hasta el día de hoy —y llevo tres semanas con esa historia que no para— no he querido hablar porque nunca hablo de mi vida. Y ahora lo único que quiero decir y dejar muy claro es que no estoy enamorada de nadie.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más