Los hombres de seguridad de David Beckham parecen haber sido burlados por un individuo que robó uno de los vehículos de lujo de la colección del jugador de fútbol inglés, mientras éste se encontraba aparcado en una calle de La Moraleja, frente al hotel Gran Madrid, próximo a su residencia.

Se trata de un BMW X5, de color plateado y valarodado en 147.000 euros; un todoterreno blindado, que el futbolista adquirió tras el intento de secuestro de su hijo Brooklyn, de seis años. El vehículo posee un especial sistema de seguridad que permite a la policía localizarlo en caso de robo y recuperarlo, pero en el momento del robo el sistema no estaba conectado.

El jugador del Real Madrid parece estar muy enfadado con su empleado de seguridad que olvidó activar el sistema antirrobo y que lo aparcó en la calle en vez de en el parking del hotel. Al parecer éste era uno de sus automóviles favoritos y el que utilizaba para desplazarse por Madrid y llevar a su familia.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más