Daniela Cicarelli, así es la mujer que ha cambiado la vida de Ronaldo

Que Daniela Cicarelli es una mujer de rompe y rasga es algo de lo que no cabe duda, y no sólo por su espectacular físico, Daniela es también una mujer de carácter. Cuando se la conoce, llaman la atención sus grandes ojos verdes y su risa fácil, sin olvidar, claro está, su 1,79 de estatura y unas extraordinarias medidas (90-62-92), que le valieron ser escogida "Musa del Verano 2001" en una votación popular. Así se dio a conocer en su país, y después actuó en la telenovela Filhas da Mä y también fue presentadora de la cadena de televisión MTV.

Sin embargo, el triunfo que más le reconocemos es el de haberse mostrado capaz de borrar de un plumazo, y sin aparente esfuerzo, la desordenada vida de soltero, con éxito y dinero, que Ronaldo llevaba hasta que ella entró en su vida. Con Daniela llegó el adiós a las fiestas, a las novias de unos días, nada de cenas con los amigos, que terminaban en juergas de lo más sonadas... Se conocieron a principios de junio, y sólo unas semanas después, el astro del fútbol cenaba con el padre de la modelo para pedirle su mano. Antes, ella ya había puesto a su amado a dieta y le había recomendado que hiciera más deporte para ayudarle a perder unos kilos de más.

El tatuaje del amor
No habían pasado ni dos meses desde su primer encuentro y Ronaldo le había entregado ya múltiples pruebas de su amor. La primera, una cruz en platino y brillantes, muy parecida a la que también compró para él. Después, un colgante con su inicial, "R", en diamantes y que Daniela lleva con frecuencia. Los anillos de compromiso, idénticas alianzas de platino para los dos, fueron comprados en Tiffany’s apenas un mes después de conocerse. Pero las joyas no son las pruebas de amor más significativas del futbolista para su amada. Ronaldo tatuó su inicial y la de su novia en su muñeca derecha para que no quede duda de quién es la propietaria de su corazón, y lleva con orgullo una pulsera, regalo de Daniela, que dice que le protege de la envidia. La fascinación que siente por su novia le llevó a fotografiar desde primera fila el desfile de ella en biquini en la Semana de la Moda de Brasil.

Ahora, sin embargo, esos desfiles han variado, porque Daniela no ha vuelto a subirse a la pasarela en traje de baño, no quiere que se publiquen fotografías suyas en biquini y viste de modo mucho más recatado. El traje pantalón y los pantalones vaqueros son sus prendas más socorridas, nada que ver con la ropa más "sexy" que vestía antes de su romance con Ronaldo.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más