Ronaldo y Daniela celebran su amor con una fiesta inolvidable

Ronaldo y Daniela Cicarelli escogieron con mimo el lugar perfecto para celebrar su boda, el castillo de Chantilly, a las afueras de París, un espléndido edificio del siglo XVIII con un lago que baña la parte posterior del castillo e inmensos jardines proyectados por los mismos arquitectos que los de Versalles. Este fue el lugar soñado para reunir a sus invitados, cerca de trescientos, en una fecha muy romántica, el catorce de febrero, día de los Enamorados.

Ronaldo y Daniela quisieron también que en un día tan señalado fuera el genial diseñador Valentino quien creara sus trajes y para ello viajaron al ‘atelier’ que Valentino posee en su palacio del centro de Roma. Después llegó el envío de las invitaciones. A sus familiares y amigos de Brasil indicándoles que se había fletado un avión privado para hacerles el viaje más cómodo.

Avión privado para los jugadores del Real Madrid
Lo mismo ocurrió con los compañeros de equipo de Ronaldo. Los jugadores del Real Madrid tenían la posibilidad de viajar la víspera de la celebración desde Pamplona una vez concluido el partido de liga contra el Osasuna. El presidente del club blanco, Florentino Pérez, prefirió en cambio, viajar el mismo día de la fiesta desde Madrid. Una a una las cerca de trescientas invitaciones fueron llegando, entre otros, al ministro de Cultura brasileño Gilberto Gil, al barcelonista Ronaldinho, a los pilotos de Fórmula 1 Fernando Alonso y Michael Schumacher, al vocalista de Maná, Fher,.... No hay boda porque no tienen el divorcio
Pero Ronaldo y Daniela se olvidaron de un detalle, todavía no habían obtenido el divorcio de sus anteriores matrimonios por lo que su boda no podía celebrarse. El futbolista del Real Madrid y la selección brasileña contrajo matrimonio en 1999 con Milene Domingues y aunque se está tramitando su divorcio, todavía no ha sido firmado. Otro tanto parece que le ocurre a Daniella. La modelo se casó en Miami en febrero del 2003 con el empresario Luiz Augusto Milano, de cuarenta y ocho años y la prensa brasileña insiste en que todavía no está divorciada.

Estos detalles sólo han echado por tierra parte (aunque la más significativa) de los planes de la pareja. La fiesta continúa adelante aunque sea sin boda. En las participaciones que han enviado especifican "Ronaldo, Daniela y sus padres invitan a la boda que tendrá lugar el 14 de febrero de 2005 a las 20.30 horas en el castillo de Chantilly, Francia". Hace un mes cuando se conoció que la boda no iba a poder celebrarse, la pareja difundió un comunicado en el que decían: "Lo más importante para nosotros es la fecha del 14 de febrero que representa el amor que sentimos el uno por el otro, y que tanto nosotros como nuestras familias tenemos como el día más importante de nuestras vidas, y el que vamos a considerar como el de nuestro matrimonio".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más