Jesulín de Ubrique se recupera satisfactoriamente arropado por su familia

Jesulín de Ubrique se recupera satisfactoriamente de la operación para retirarle las placas y protectores metálicos que le implantaron en la columna vertebral hace tres años tras sufrir un grave accidente de tráfico. El torero ingresó el pasado miércoles en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla para ser sometido a esta intervención quirúrgica que, como han asegurado sus familiares, no era necesaria pero él ha querido que le retiren estos implantes que en ocasiones le molestaban.

Su esposa, María José Campanario, sus padres, Carmen Bazán y Humberto Janeiro, así como sus hermanos, han acompañado estos días al matador que hoy viernes dejará la Unidad de Cuidados Intensivos para descansar en una habitación de planta. El doctor Fernández Masilla, que también le atendió cuando sufrió el accidente de tráfico, ha asegurado que el resultado ha sido "satisfactorio". La operación duró tres horas y, según comentó Carmen Janeiro, hermana del torero, está previsto que la próxima temporada cumpla normalmente con los compromisos que ya tiene firmados.

Recordemos que fue a raíz de este accidente de tráfico, ocurrido el 22 de septiembre de 2001, cuando se conoció el noviazgo que Jesulín vivía con su ahora esposa, María José. Poco después de recibir el alta médica tras serle implantadas las placas, Jesulín anunciaba su compromiso matrimonial.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más