Entrevista con Cynthia Rossi, hija de Carmen Martínez Bordíu: 'Quiero ser comisario de Policía'

Es la primera vez que los hermanos Rossi, Cynthia, Marella y Fritz, se fotografían juntos, y lo hacen en París, en la zona más prestigiosa de la ciudad de la luz, un día con el cielo plomizo de otoño, que irá abriendo a lo largo de la tarde. "París en esta época es siempre así", comenta, sonriente, Marella, hermana mayor de Cynthia Rossi, que, además, ejerce como tal y le comenta a la pequeña de la casa cómo debe posar ante las cámaras.

La hija de Carmen Martínez-Bordíu y Jean- Marie Rossi es extremadamente tímida y no quiere ser centro de atención. No le gustan las fotos ni las entrevistas, pero en esta ocasión, el esfuerzo merece la pena. Se ha decidido a concedernos esta entrevista exclusiva con el único objetivo de favorecer a un amigo. Y ese mismo objetivo altruista nos sirve para convencer al hermano más desconocido de la familia Rossi, Fritz, abogado de un prestigioso bufete, y que no había vuelto a hacerse fotos junto a sus hermanas desde que eran niños.

Una joven universitaria
Cynthia estudia Derecho en la Universidad parisina, y quiere optar por la especialidad de Criminología, una rama difícil: "Tengo que comprobar si estoy a la altura y puedo con una especialidad tan complicada, pero estoy muy ilusionada y creo que lo conseguiré". Diecinueve años, alta y guapa, tímida y sincera: la perfecta mezcla de Rossi y Martínez-Bordíu al 50 por 100. Posa cohibida, y los transeúntes la miran al pasar. Sus 1,75 de estatura le otorgan el status de modelo por un día.

—Estudias Derecho en la Universidad parisina...
Sí; acabé primero en junio pasado, con buenas notas, y acabo de comenzar el segundo curso. Mi hermano Fritz también es abogado.

—¿Te influyó tu hermano en la decisión de hacer esta carrera?
Mi hermano no ha influido en esta decisión. Desde que era niña me decanté por la abogacía. No sabía si sería abogado, magistrado..., pero quería estudiar Leyes. Ahora sé que quiero cursar la especialidad en Criminología y llegar a ser comisaria, el puesto alto de la Policía de investigación... Este año iré a una escuela de Criminología para ver si puedo aguantar la presión de esta especialidad, y si logro superarlo, cumpliré uno de mis sueños.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más