Diez años más joven que él
Carla, la hija mayor de Cary Lapique, es diez años más joven que el torero, que tiene treinta años. Fue, según hemos podido saber, a comienzos del verano cuando se vio por vez primera juntos al popular torero y a la joven modelo. A partir de ahí surgieron algunos rumores que apuntaban a la posibilidad de que entre ambos estuviera surgiendo algo más que la amistad y el trato familiar que les une desde siempre.

Al parecer, Francisco y Carla asistieron juntos al cine en Madrid días después del fallecimiento de la madre del diestro, Carmen Ordóñez. Por otra parte, la pareja también se vio en las Baleares aprovechando que Francisco toreaba en Ibiza y la familia de Carla se encontraba en Mallorca. El torero, muy afectado por la muerte de su madre está encontrando en Carla Goyanes un importante apoyo en estos difíciles momentos por los que atraviesa.

En una playa del sur
Las imágenes de este reportaje muestran a Francisco y a Carla bañándose en una playa del sur, aprovechando que el diestro -que continúa con su apretada agenda taurina— pudo descansar un par de días en su casa. Con ellos estaba el hijo de unos amigos, con el que el torero estuvo jugando durante un rato.

En la piscina de los Goyanes
Recientemente, y dada la amistad que, como hemos dicho, existe entre la familia de Francisco Rivera Ordóñez y la de Carla, el diestro y la modelo fueron fotografiados en compañía de un grupo de amigos en la piscina de la casa que en Marbella tienen Carlos Goyanes y Cary Lapique. En esta ocasión, con Francisco Rivera se encontraba su hija, Cayetana, nacida de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo.

Será el tiempo —como hemos apuntado anteriormente— quien dirá si de una relación de grandes amigos desembocarán en algo más. De lo que estamos seguros es que, de ser así, estaríamos ante las primeras imágenes de la pareja del verano de 2004.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más