Mónica Pont abandona el hospital con su hijo Javier en brazos

La actriz Monica Pont y su eSposo, el empresario Javier Sagrera nos mostraban felices a Javier, su primer hijo, a la salida de la clínica Teknon de Barcelona, donde posaron antes de regresar a su masía del Ampurdán. Mónica, radiante, relataba de esta forma cómo había ido el parto: ‘fue muy rápido y ni me enteré, hasta el punto de que constantemente le preguntaba a Javier si había salido ya. Fue muy natural y estoy contenta. Aún no soy consciente de la experiencia de ser mamá porque llevo tres días llorando de la emoción. Ha ido todo tan bien que no pienso tardar mucho en animarme a tener el segundo’.

'Las enfermeras dicen que es muy bueno'
Javier vino al mundo el pasado 12 de enero a las 19.55, pesó al nacer 3,800 kg y midió 52 centímetros. Según Mónica tiene un poco de parecido con los dos ‘dicen que de naricita para abajo se parecerá mí y el resto a su padre. Las enfermeras dicen que es muy bueno y es cierto, llora muy poco’.

Mónica, que reconoce ser madre protectora, anunció también que de momento no han pensado en quiénes serán los padrinos, ya que no van a bautizarle hasta la próxima primavera y añadió que tiene muchas ganas de llegar a su casa para disfrutar al máximo de su reciente maternidad.

También habló de su vida laboral ‘tengo que empezar a trabajar enseguida, la obligación de ser madre, mi prioridad es ésa, pero sin descuidar el trabajo’ comentó la actriz.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más