Ninguno de los jugadores del Real Madrid lleva escolta, chófer o séquito de coches tras ellos, y Beckham sí. Tampoco ningún otro futbolista blanco dispone de un jet privado y Beckham y su esposa llegaron al aeropuerto de Torrejón de Ardoz en su propio avión, un Gulfstream G550.

Y luego están las tan mencionadas aficiones del jugador por las joyas, los pareos, a pintarse las uñas, sus múltiples cambios de peinado (tiene peluquero personal), su impresionante colección de coches (con Ferrari, Bentley, Jaguar, Lincoln, Aston Martin, Mercedes, BMW y Range Rover entre otros),... Un estilo de vida que a más de uno le ha hecho pensar si será posible la adaptación de la pareja más admirada del Reino Unido a vivir en nuestro país.

Sencillo, cercano y tímido
Un halo de superestrella parece rodear a David en todo momento y, sin embargo, esto contrasta radicalmente con la cercanía, sencillez, humildad y timidez que ha mostrado durante su estancia en España. Sólo cabe recordar la ilusión con la que el jugador hablaba de su traslado a Madrid en su primera entrevista como jugador del Real Madrid: "Fichar por el Real Madrid es un reto desde el punto de vista deportivo y también desde el familiar, fuera de los terrenos de juego, una nueva vida para mi mujer y los niños, colegios nuevos, costumbres... Es una nueva vida que deseo empezar cuanto antes".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más