El duelo entre las hermanas Williams en la final de Wimbledon se salda de nuevo con la victoria de Serena

Serena Williams revalidó su título en Wimbledon al ganar en la final del torneo sobre hierba a su hermana Venus. Algo más de dos horas fueron suficientes para Serena para vencer a su hermana mayor, Venus, a la que curiosamente también se enfrentó el año pasado en este mismo escenario. Venus, que consiguió hacerse con el primer set intentó impedir que la historia se repitiera, pero Serena sacó una vez más su furia y logró imponerse en los otros dos sets.

La lesión en sus músculos abdominales -la tenista tuvo que recibir atención médica en la cancha- y sus repetidos fallos en el saque frente al impecable juego de Serena, que no perdona uno -por algo es la número uno de la ATP- provocaron la derrota de Venus y dieron un año más la victoria a Serena, que se convierte así en la octava tenista en la historia que defiende el título de Wimbledon con éxito.

Las estadísticas favorecían no obstante a Serena que ha ganado 8 de los 13 enfrentamientos que se han dado entre las hermanas tenistas.

Premios iguales para hombres y mujeres
Por primera vez en la historia del torneo Serena, la ganadora de la final femenina recibirá el mismo premio, 575.000 libras (algo más de 967.000 euros, más de 160 millones de las antiguas pesetas) que el ganador de la final masculina, que se disputará mañana en el estadio londinense de All England Tennis entre el australiano Mark Philippoussis y el suizo Roger Federer. Esto ha sido posible gracias a una empresa de sujetadores deportivos que patrocina las 40.000 libras de diferencia que había entre el galardón femenino y el masculino en una clara apuesta por la igualdad entre los géneros en el deporte.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más