Géminis y Escorpio, ¿son compatibles?

Si Géminis cede protagonismo y acepta al Escorpión, pueden ser una pareja especial

Son dos signos muy particulares y eso queda muy patente en cuanto se encuentran frente a frente. Ambos son muy sinceros y dejarán claro lo que les atrae a la hora de disponer de su tiempo.
Pueden ser una pareja en constante transformación, porque a los dos les encanta aprender. Mientras que Géminis apreciará detalles, o visiones globales, quién intentará de una forma importante profundizar será Escorpio. La rapidez mental de Géminis unida a la intensidad con que se entregará Escorpio, hará que formen una pareja muy sólida.

Por un lado tenemos al Géminis que es conversador, ameno, decidido,... y por otro a Escorpión, que es intenso emocionalmente, introvertido y determinado. Ellos perciben sus grandes diferencias, lo que les llevará a observarse y con el tiempo establecer una posible relación.
Los dos pueden ser muy creativos, Géminis por su constante inquietud mental y Escorpio por su sensibilidad espiritual. Ninguno de los dos se conforma con lo que tiene.

Será Escorpión quién tratará de persuadir a Géminis e intentará conquistarle, con una intensidad amorosa a la que Géminis no está acostumbrado. Porque la forma de amar de Géminis ni es estable, ni es intensa, ni es para siempre.
Cuando Géminis decide algo, va derecho hacia ello y si Escorpión considera que está en el camino adecuado apoyará incondicionalmente para que lo consiga. Éste no suele tener el arrojo de Géminis y por eso será su aliado incondicional. Como compañero de apoyo es ideal, basta que se sienta unido emocionalmente a alguien para no contrariarle en nada y además le otorgará los ánimos que necesite.

Hay aspectos que les molestan al uno del otro. Géminis suele actuar y mantenerse muy disperso, pudiendo alterar de alguna forma al centrado y a veces obsesivo Escorpión. Éste tendrá la suficiente paciencia y constancia para conseguir ir centrando a Géminis, poco a poco. Escorpión tiene la capacidad única de moverse por y para las emociones y a veces puede parecerle a Géminis que se asfixia con la actitud de Escorpio. Aunque ese agobio puede transformarse con frecuencia en adulación, dado que a Géminis, aunque no lo parezca, le agrada que la gente gire a su alrededor.
En algo que pueden tener muchos roces es en la comunicación, por la forma distinta que tienen de expresarse. Géminis es un caudal constante de palabras, y el valor que les dan es el que les interese en ese momento, mientras que Escorpión es mucho menos expresivo en palabras, pero éstas son muy importantes para ellos, por lo que pueden existir un montón de malentendidos.

A Géminis le duran muy poco los enfados, por el hecho de que no le dan importancia a muchas cosas que para la mayoría la tienen; en cambio Escorpión como se enfade y no lo descargue en el momento puede estar enfadado mucho tiempo y hasta guardar rencor. Esto desconcierta al Géminis, que se da cuenta de que no le entiende y no va a saber el porqué de su enojo, por lo que huirá a donde le entiendan y dará la espalda a Escorpión y éste a su vez se irá enfriando de tal forma que puede resultar peligroso para la relación.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más