Juan Pablo II: un Papa que marca un antes y un después en la historia de la iglesia

La llegada a España de Juan Pablo II supone un acontecimiento tanto para cristianos como para laicos. Nuestro país se vuelca, un vez más, para recibir la quinta visita del Pontífice.
Juan Pablo II cuenta ya el cuarto pontificado más largo de la historia pero, quizás sorprenda que, su vocación prístina no fuese el sacerdocio sino el teatro; de hecho el joven Karol Wojtyla se planteó seriamente continuar con sus estudios de filología y lingüística polaca pero un encuentro con el Cardenal Sapieha le hizo replantearse su vocación.
Karol Wojtyla nació en 1920 al sur de Polonia, se ordenó sacerdote con 26 años y en 1958 fue consagrado Obispo Auxiliar del Administrador Apostólico de Cracovia. Cuando contaba con 47 años fue ordenado Cardenal pero no sería hasta 1978, el denominado "año de los tres Papas" cuando Karol sucedió a Juan Pablo I, "El Papa de la sonrisa" quien falleció a los 33 días de su nombramiento y que había sucedido, en ese mismo año, a Pablo VI.
La elección de un Papa polaco supuso la ruptura de una tradición de más de 400 años de elegir al Sumo Pontífice entre los obispos de origen italiano, este fue el primer record que rompió Karol Wojtyla, seguiría sorprendiendo al mundo con sus innumerables viajes, su entrega a los fieles, su fortaleza, que le llevó a superar el atentado de 1981, su elevado número de beatificaciones...
Hoy Madrid, y el mundo, se rinde ante Juan Pablo II ya que,como dijo el Nobel de literatura japonés Shusaku Endo: "La personalidad de este hombre de Dios, unida a su bondad, a su carisma, a su sonrisa, han conquistado incluso a los no creyentes"

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más