«DE MOMENTO, ESTA LEJOS»
—¿Está muy lejano ese día, Mónica?
—No lo sé. De momento, está lejos. Por supuesto que Javier y yo queremos ser padres, pero hay que vivir el día a día. Ahora bien, cuando vengan los niños, la responsabilidad será mucho más grande, pero no sólo para mí, sino para ambos.
—¿El matrimonio es una experiencia recomendable?
—Te casas cuando quieres formalizar una relación, sobre todo, formar una familia, tener hijos. De todas formas, hay muchas parejas que se casan, deciden no tener hijos y son muy felices toda la vida.
—¿Mujer de ideas muy claras, Mónica?
—Creo que muchísimo.
—No dudas mucho antes de dar un paso.
—Acostumbro a tener las cosas claras antes, aunque todos nos equivoquemos en alguna ocasión. Yo siempre he dicho que la diferencia entre el éxito y el fracaso consiste en ser capaz de aprender de nuestros propios errores.
—Arriesgar es difícil.
—Sí, pero cuando lo haces, valoras mucho más el triunfo.
—¿A fuerza de qué se llega a tener las ideas tan claras?
—Pienso que en tu búsqueda vital. También, y vuelvo a insistir en este punto, yo comencé a trabajar muy joven. No olvides que a los dos añitos ya me pusieron delante de una cámara para hacer publicidad.
Entonces, he tenido la ventaja o la desventaja...
—¿...de crecer muy deprisa?
—Efectivamente.
—Es decir, un curso intensivo de maduración.
—Claro. Tenía que salir a la calle a buscarme el camino por el cual encauzar mi vida.
—Como buscando tu «arca perdida». —Sí, sí. Pero esa búsqueda también te lleva a cometer errores, y éstos, a su vez, te ayudan a aprender más rápidamente.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más