Curro Romero y Carmen Tello se han casado en Espartinas (Sevilla)

Curro Romero y Carmen Tello contrajeron matrimonio civil en una ceremonia íntima y familiar la mañana del domingo 16 de febrero, una semana después de que el torero anunciara, a través de un comunicado, que se suspendía su anunciada boda. El enlace tuvo lugar a las 13.30 horas en 'Bellasombra', la finca que Curro posee en Espartinas (Sevilla) y fue oficiada por Regla Jiménez, alcaldesa de la citada localidad.

La novia lució un vestido azulado con tornasol y fantasias en azul vivo de bajo irregular, acompañado de una chaqueta de seda salvaje de un brillante azul pavo, que, ante la celebración inesperada de la boda, escogió de su armario.

El diestro, también de azul, optó por un clásico traje azul verdoso, corbata azul cielo y camisa blanca.

Los invitados
Tal y como la pareja había planeado para el próximo día 1 de marzo -fecha inicialmente prevista para la celebración de la boda- a la ceremonia civil sólo asistieron los familiares y amigos más cercanos de los novios. Entre ellos estaban la Duquesa de Alba, una de las mejores amigas de la pareja, muy elegante con un traje de falda grisácea y chaqueta negra, que actuó como testigo del enlace. Montse Fraile, esposa del periodista José María García e íntima amiga de Carmen Tello, lució un llamativo traje en rojo y fue también testigo por parte de Carmen.

Entre los familiares que acudieron a la boda estaban las dos hermanas del diestro de Camas, María y Buendía así como los respectivos hijos de la pareja. Los cuatro que Carmen tuvo en su matrimonio con Miguel Solís: Carmen, que lució una falda de volantes en un azul similar al del vestido de su madre y cuerpo negro, y Miguel, Enrique y Fernando, que como el novio, optaron por trajes azules para asistir al enlace. Tampoco faltó Concha, la hija que Curro tuvo con Concha Márquez Piquer quien asistió con su hijo, Oliver.

Un gran y grata sorpresa
Ante la sorpresa de todos, se celebraba así una ceremonia inicialmente prevista para el 1 de marzo y cuya suspensión se anunció el pasado fin de semana con un comunicado del torero enviado a los medios de comunicación a través de la agencia EFE. En este comunicado, Curro Romero anulaba la boda, ante la sorpresa de Carmen Tello, quien conoció esta decisión a través de los propios medios de comunicación. Cuatro días después la pareja emitía un nuevo comunicado en el que se decía: "Nos seguimos teniendo el mismo amor y cariño y nos queremos tomar un tiempo de reflexión acerca de la celebración de nuestra boda".

Se ponían fin entonces a las especulaciones que apuntaban a que la decisión del torero se debía a que Curro Romero deseaba una boda más íntima de la planeada. Sin embargo tras la íntima celebración de hoy, domingo, esta tesis ha comenzado a tomar cuerpo.

Un sueño cumplido
Sea como fuere, el hecho es que la pareja ha visto cumplido su sueño de contraer matrimonio. Curro Romero, de 69 años, y la sevillana Carmen Tello, de 47, comenzaron su relación hace siete años. Él se había divorciado en 1977 de Concha Márquez Piquer y ella estaba separada de Miguel Solís y Martínez Campos, marqués de Valencina. Debido a sus profundas creencias religiosas, Carmen siempre ha deseado que su unión con el maestro fuera por la iglesia, sin embargo, el pasado mes de noviembre, y debido a que el proceso de nulidad matrimonial de Curro se estaba alargando, Carmen accedió a que se celebrara el enlace civil, que esta misma mañana ha tenido lugar en Espartinas, donde el torero tiene una hermosa casa, Bellasombra,, en la que tiene previsto convivir con Carmen.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más