Rocío Carrasco: 'Le pese a quien le pese, le duela a quien le duela, sigo con Fidel Albiac'

Cansada de los rumores que en las últimas semanas hablaban de una crisis entre ella y Fidel Albiac y tras la denuncia que Irma Gómez, que fue niñera de sus dos hijos, ha interpuesto contra Fidel acusando al joven sevillano de agredir a Rocío Carrasco, la popular presentadora ha decidido romper su habitual silencio para aclarar estos comentarios. En el programa Día a día que presenta María Teresa Campos, y en el que Rocío colabora, la hija de Rocío Jurado se ha pronunciado clara y rotunda sobre estas afirmaciones.

Rocío, que por consejo de su abogado no quería en principio contestar a estas acusaciones, ha comenzado explicando porque ha querido ahora replicar a estas acusaciones. "Esta mañana te he dicho - decía dirigiéndose a María Teresa Campos- que ya estaba bien que me parece surrealista y me parece que ya que se acabó".

Su relación con Irma
La joven presentadora siguió después explicando cuál era su relación con Irma Gómez quien, como decíamos, ha interpuesto la citada demanda: "Esta persona estuvo trabajando en mi casa desde que yo me voy de casa de mi madre al piso". "A mi- sigue Rocío- en un sitio de Madrid una persona me dijo que ella no estaba muy bien y que iba a tener problemas con ella pero yo siempre he confiado más en las personas". "Estuvo en el piso, después se marchó y cuando yo me fui a vivir al chalet donde vivo ahora con Fidel y mis dos hijos, un buen día apareció diciendo que estaba muy arrepentida de haberse ido y de la forma en la que lo había hecho porque había aceptado un millón de pesetas a cambio de contestar en el juicio que yo tenía sobre la custodia de los niños una serie de preguntas y respuestas que estaban en mi contra. Lo contó, lo firmó ante notario, se puso en conocimiento de todo el mundo, juzgados y abogados y vuelve conmigo".

La ayuda a Irma
"Tuvo a su padre enfermo en Paraguay, se quedó embarazada y mi madre le dio dinero para ayudarla. Fidel también le dio dinero. Siempre la hemos ayudado si le ha hecho falta algo, si ha necesitado algo...". Irma, según confesó Rocío, estuvo en su casa hasta que cumplió el octavo mes de embarazo después acudió a casa de la hermana de José Ortega Cano para pedirle dinero y fue, finalmente, Rocío Jurado quien la volvió a ayudar económicamente.

Fue en este punto, cuando María Teresa Campos comentó el estado de ánimo de Rocío: "Hoy está muy hundida, por no ya poder más de muchos años aguantando" y entonces Rocío, entre lágrimas a causa de la tensión del momento, aseguró: "Yo creo que esta es otra de las muchas artimañas, de historias para no dormir de una serie de personas que ya han visto que conmigo no pueden, porque conmigo no pueden así que van a por las personas a las que quiero" .

Fidel, su gran apoyo
"Le pese a quien le pese, le duela a quien le duela sigo con Fidel Albiac y Fidel está tan enamorado de mí como yo de él. Y nunca me ha puesto la mano encima. Lo único que ha hecho en mi vida es ayudarme con mis hijos, con mi trabajo, preocuparse por mí desde que se levanta hasta que se acuesta", concluyó.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más