Nueva York se prepara para el primer aniversario de los atentados del 11-S

Mañana la vida no será igual que siempre en Nueva York. Un año después del atentado que conmocionó al mundo, la ciudad de los rascacielos rinde tributo a las víctimas con numerosos actos conmemorativos. Estados Unidos vivirá un día de luto y recogimiento doce meses después de la brutal tragedia.

Los actos comenzarán a primera hora de la mañana. Un grupo de gaiteros procedentes de cada uno de los barrios de Nueva York, confluirán en la zona de los atentados para homenajear a las personas que fallecieron mientras realizaban las tareas de rescate. A las 08:46, hora en la que el primer avión de la compañía American Airlines impactó contra la Torre Norte, se guardará un minuto de silencio. Después el gobernador de Nueva York, George Pataki, leerá el discurso pronunciado por Abrahan Lincoln en 1863 que honraba a las personas fallecidas de ambos bandos en la Guerra de Secesión. A las 10:29, momento en que se deplomó la segunda torre del World Trade Center, comenzarán a sonar todas las campanas de la ciudad. Al parecer, el homenaje durará 102 minutos, tiempo que duró el desvanecimiento de las torres tras los ataques.

Rudolph Giuliani, héroe mundial
Su serenidad y entereza a la hora de afrontar los atentados a la ciudad de la que llevaba siendo alcalde casi ocho años, lo convirtieron en un héroe americano y mundial. El consuelo que supo trasmitir a sus conciudadanos en los duros momentos vividos en septiembre y el entusiasmo puesto en la futura reconstrucción de Nueva York, hará que se convierta en uno de los protagonistas del primer aniversario del 11 de septiembre. Rudolph Giuliani se encargará de leer en la zona cero donde se alzaban las Torres Gemelas y ante cientos de supervivientes y familiares de los desaparecidos, los nombres de las casi 3.000 víctimas de la barbarie. Será uno de los momentos más emotivos de la jornada.

El día en que se cumple el primer aniversario de los atentados terroristas, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush viajará a todos los lugares donde se produjeron los terribles sucesos. Se dirigirá al bosque de Pennsylvania donde se estrelló uno de los cuatro aviones, luego al lugar donde se encontraban las Torres Gemelas de Nueva York, derribadas por dos aviones de pasajeros, y finalmente visitará el Pentágono en Washington, que también fue blanco de los terroristas. Por último, el alcalde de la ciudad encenderá una llama que arderá para siempre en recuerdo de las víctimas.

Durante ese día, algunas cadenas de televisión del país dejarán de emitir anuncios publicitarios y diversas compañías aéreas estadounidenses suspenderán algunos de sus vuelos programados, así como diversos Teatros de Broadway cerrarán sus puertas en señal de protesta.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más