Cecilia Bolocco: 'Me cuesta imaginarme como primera dama'

Desde que contrajo matrimonio con Carlos Menem, Cecilia Bolocco ha dedicado todos sus esfuerzos a apoyar a su marido. La popular presentadora chilena dejó su país natal para empezar una nueva vida en Argentina y en este año - se casó en mayo de 2001- ha limitado sus colaboraciones profesionales al Festival de Viña del Mar así como a un programa que se emitió durante la celebración del pasado Mundial de fútbol.

El mundo de la política
La que fuera Miss Universo tiene claro que su prioridad es su esposo y ahora se ha volcado en ayudarle a preparar su candidatura a la presidencia del país en las elecciones del próximo mes de marzo. Para ella, la política es un mundo totalmente nuevo que Carlos le ayuda a entender: "Hay cosas complejísimas, claro y que yo no tengo por qué saberlas Y él viene y me explica con la paciencia de profesor", comentaba en una entrevista concedida recientemente.

"Yo - continúa Cecilia- no termino de entender este mundo de la política...Pero me casé para acompañar a mi marido porque lo amo y confío en él. Ahora mi papel es estar a su lado, pero dos pasos más atrás, aunque hay gente que me pide que avance".

Su nuevo papel
Hace poco más de dos semanas, que el ex presidente comenzó su campaña presidencial y Cecilia Bolocco ya ha encontrado su lugar junto a la carrera política de su esposo. "Siempre realicé actividad social, pero era algo puntual....pero aquí se me abrieron las puertas para hacer algo más articulado, gracias a la plataforma que tiene mi marido", comenta feliz Cecilia. Ella misma dirige un nuevo proyecto destinado a la educación de 420 niños que ahora viven en la calle.

La presentadora, sin embargo, insiste en que su vida junto a Menem no difiere de su vida en Chile: "La única diferencia es que estoy contenta enamorada y acompañada. Antes andaba más solita por la vida y ahora todo tiene sentido". Y ante la posibilidad de convertirse en la próxima primera dama argentina asegura que no se lo puede imaginar: "Si por estar al lado de Carlos llego a ser Primera Dama espero también que como Dios me puso en este camino, me dé la sabiduría para saber enfrentarlo. Pero ser Primera dama es algo que todavía me cuesta mucho imaginar".

Su sueño: un hijo
En cambio, si se ve con un bebé en un futuro no muy lejano. El rostro de Cecilia se enternece cuando habla de tener hijos: "Todo el amor que uno le da a los niños permanece, crece y se multiplica. Uno a los hijos los quiere tanto que llega a doler. Yo tenía 12 años cuando nació mi hermana Diana y era como una hija. Con mis sobrinos me vuelvo loca. Imagínate....Cómo no voy a tener una guagita".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más