Ana Obregón gana la batalla legal contra los dueños del perro que atacó a su hijo

Ana Obregón se muestra satisfecha por la resolución judicial del Juzgado de Alcobendas que condena a los propietarios del perro que atacó a su hijo, Álex, en octubre de 1999 a pagarle dos millones de pesetas de indemnización. Tras más de dos años de batallas legales, la artista acudió acompañada de Alessandro Lequio, padre de su hijo así como de su abogado, Javier Saavedra Fernández, a los citados juzgados para conocer la sentencia definitiva que ha sido fallada a su favor.

La agresión ocurrió hace más de dos años
Álex fue embestido por un perro de raza rottweiller cuando, junto a su madre, visitaba una casa de la urbanización La Moraleja que entonces se encontraba en venta. El niño sufrió una herida de "carácter profundo", según se especificó en el parte médico, de siete centímetros y Ana no dudó en poner el caso en manos de la justicia.

El pasado martes, tras conocer el fallo judicial, la actriz comentaba: ""La agresión fue hace dos años. Un rottweiller le arrancó prácticamente el brazo. La sentencia ha sido favorable. Nos han indemnizado con dos millones de pesetas que iba a dar a una ONG, pero lo voy a poner en una cuenta a nombre de mi hijo para que cuando tenga dieciocho años se vaya a estudiar fuera".

’¿Quién me quita las pesadillas?’
Ana fue al colegio de su hijo para comunicarle la noticia nada más conocerla y asegura que el niño, que ahora tiene nueve años, le contestó: "’¿Quién me quita las pesadillas?’. Mi hijo y yo tenemos secuelas que no nos las va a quitar nadie".

"Lo importante -añadió la artista- es crear un precedente para que las personas que tienen perros potencialmente peligrosos sean conscientes de que pueden ser peligrosos. No digo que no los tengan, pero que piensen en la seguridad de niños, ancianos y el resto de personas que queremos ir seguros por la calle".

'Los pobres animales no tienen la culpa'
Además, indicó que el perro que se lanzó sobre su hijo "está en su casa y el otro día me han dicho que atacó a otro niño. Pero no pasa nada porque ni la Justicia ni el Gobierno hace nada por evitarlo".

Ana, asimismo, lamentó que ciertos propietarios no cuiden de sus perros como deberían: "Los pobres animales no tienen la culpa de nada. Hay perros que genéticamente llevan una agresividad y quien tenga este tipo de perros tiene que ser consciente de que es un arma peligrosa. A veces, estos animales están sueltos por los parques donde hay niños jugando que pueden ser atacados. Tienen que tenerlos con una cadena y un bozal"

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más