María José Campanario inicia su nueva vida en Ubrique

Jesulín de Ubrique y María José Campanario guardan con celo su secreto más preciado, la fecha de su boda. Ni el torero ni la joven castellonense han querido desvelar el día en el que contraerán matrimonio con la probable intención de disfrutar con la sola compañía de sus amigos y familiares de los preparativos para tan significativo día.

Sólo se sabe con seguridad que el diseñador Antonio Ardón es el elegido por la novia para diseñar el vestido más importante de su vida. Un traje que, como ella misma ha afirmado, ya está definido. Y a cuyas pruebas ha acudido con Carmen Bazán, la madre del torero gaditano.

María José en Ubrique
Desde que el pasado mes de noviembre las familias Ubrique y Campanario se reunieran en la finca Ambiciones con motivo de la petición de mano de Jesús y María José, cada vez se hizo más frecuente ver a los dos jóvenes compartiendo juntos el tiempo que el trabajo de ella en un hospital de Castellón les permitía. La distancia no fue un obstáculo para su amor y bien en Ambiciones o bien en casa de la familia Campanario su relación se afianzó.

Ahora, meses después, María José se prepara para el cambio que va a tomar su vida. Jesulín, tan apegado a su tierra, desea seguir viviendo en Ubrique y ella se ha adaptado perfectamente a la tranquila vida del pueblo. Es frecuente verlos pasear juntos, encontrarse a María José realizando la compra y también saliendo o entrando del céntrico piso que el torero posee en su localidad natal.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más