Cómo evitar que la negatividad de mi pareja me influya

Cómo evitar que la negatividad de mi pareja me influya

El humor, la confianza y el diálogo son las mejores armas para combatir los pensamientos oscuros.

by Laura Bech

Es probable que tu pareja sea una persona negativa por naturaleza. Que el vaso siempre lo encuentre medio vacío. Pero también puede suceder que atraviese una etapa de negatividad por motivos concretos, malestar en el trabajo, falta de motivación o problemas de salud. Y, por supuesto, quizá lo que le suceda es que esta situación de cuarentena que estamos viviendo a causa del coronavirus la esté llevando mal. Si ocurre, pueden aparecer los roces, las discursiones y que ello acabe afectando también a tu estado de ánimo. ¿Qué hacer para que no suceda?

¡Echa un vistazo a esto!: Cuéntanos cómo estás llevando la cuarentena y gana una de las 100 suscripciones digitales que sorteamos

Para evitar ese ‘contagio de negatividad’ altamente peligroso debes colocar las cosas en su sitio. Poner límites que vayan desde la aceptación de su manera de ser hasta tu bienestar. Procura hacer un ejercicio de conocimiento interior para descubrir qué sientes y qué produce en ti la negatividad de tu pareja. 

Delimitar qué es importante y que no

Una de las maneras de protegerte contra la negatividad es saber diferenciar qué es importante y que no. Si la situación es grave o requiere de una solución compleja no significa que tu manera de enfrentarla sea desde la disconformidad. Si tu pareja elige el prisma más oscuro, procura hablarlo y hacerle ver que tu manera de enfrentar esta situación es la contraria. El respeto es esencial en toda pareja, ambas posturas pueden cohabitar un mismo espacio siempre que procuremos no convencer al otro de lo mal que están las cosas. 

Si lo que preocupa a tu pareja no es importante o no hay certezas de que ocurra, no le des lugar. Puedes utilizar el humor para hacerle ver que su posición no merece la pena. Pensar en el ‘aquí y ahora’ es una buena respuesta a esos estados anímicos bajos y de confusión. 

Cómo evitar que la negatividad de mi pareja me influya VER GALERÍA

Leer más: Los temas ‘pendientes’ que puedes tratar con tu pareja en la cuarentena

Resalta lo positivo

“Todo siempre termina bien, si no lo hace, es porque aún no ha terminado” reza un proverbio hindú que puedes convertir en tu lema. Explícale a tu pareja los motivos que te hacen sentir positiva. Es probable que, en su arraigada forma de ser, no haya reparado en aquello que no está ligado al conflicto, el problema o la negatividad. 

Salvo en pocos casos y siendo situaciones muy concretas, la subjetividad es creativa. Es decir, encuentra formas de canalizar la angustia y el miedo de tantas maneras como individuos existen sobre la tierra. Tu manera es tan válida como otras, siempre que te sirva para continuar, para crecer y para enfrentar las adversidades. Además, es un enfoque constructivo y eso lo convierte en un plus. 

Siempre es importante el diálogo y más en estos casos porque ayuda a acercar posturas y tiende a la comprensión y empatía. Empatizar nos permite entender el estado anímico de la persona que queremos y, en muchos casos, ayudar a cambiarlo. 

Leer más: Cuando la rutina es la causa de una crisis de pareja, ¿qué podemos hacer?

Utiliza el humor

Es una de las mejores armas para recapacitar sobre puntos de vista y tiene un poder absoluto sobre la negatividad. Si tienes confianza con tu pareja, bromea sobre lo negativo que se ha puesto sobre determinado tema o incluso puedes emplear este recurso en ti. Ríete de vuestros pensamientos encontrados, de cómo dos personas que se quieren pueden tener visiones tan opuestas y encontradas.

Es cierto que la negatividad aleja el bienestar y con él las ganas de reírnos y sentir que esto nos alivia. Pero si utilizas el sentido del humor como bastión en un punto será más fuerte que la tristeza y la desazón. 

Leer más: Lo que debes hacer para convertirte en una pareja resiliente

Más sobre: