meditacion

Aprovecha la oportunidad de conectar contigo misma en estos días de aislamiento

El confinamiento puede convertirse en el mejor momento para encontrar el bienestar físico y emocional que necesitas

by Gtresonline

Vivimos en un mundo híper acelerado. Los frenéticos ritmos de vida a los que estamos sometidos hacen que pasemos por alto numerosos aspectos cotidianos y fundamentales, entre ellos el cuidado de nosotras mismas. Aunque no lo encontremos agradable (sobre todo por el hecho de ser algo forzado), el aislamiento puede ser un buen momento para volver a conectar con nuestro yo interior. Esta reconexión es una de las principales claves de toda transformación personal y, si lo logras, notarás cómo tu vida mejora en todos sus ámbitos. Mirar hacia dentro, escucharnos y aprender las necesidades de nuestro propio cuerpo y ser, te ayudará a gestionar tus emociones, a ser honesta y coherente contigo misma, a aceptarte tal cual eres y, sobre todo, a transformarte o eliminar todo aquello que no quieras o te esté haciendo daño.

Lee también: Estos sencillos hábitos te ayudarán a iniciarte en el 'mindfulness'

Meditación consciente

La meditación consciente es una de las técnicas que más ayudan a lograr estos fines. Gracias a ella, lograrás un estado de paz y de bienestar interior, mientras consigues poner solución a diferentes aspectos de tu día a día que hasta la fecha se mostraban incomprensibles. Además, ayuda a reducir el estrés acumulado, mejora tu capacidad de concentración y puede ser la clave para solucionar diferentes patologías de carácter psicológico.

Leer más: ¿Cómo puede ayudarme un coach si tengo un pico de ansiedad?

Claves para meditar

Para ponerla en práctica solamente necesitas encontrar un lugar tranquilo y retirarte durante un tiempo. Al principio, puedes comenzar meditando durante 5 o 10 minutos y ampliar el proceso conforme vayan pasando los días. Intenta que esta práctica se convierta en una rutina poco a poco para lograr mejores resultados.

Viste ropa cómoda, siéntate en el suelo, con la espalda recta, respira y siente el aire que entra por la nariz y sale por la boca. Concéntrate en tu respiración y en tu postura corporal y presta a tención a los pensamientos que pasan por tu cabeza. Abraza cada sentimiento, intenta encontrar la raíz de tus problemas y, de manera relajada y sin perder el foco, rechaza toda la negatividad.

Lee también: ¿Meditación guiada o en solitario? Claves para elegir tu mejor opción

Más allá del 'mindfulness'

Aunque el mindfulness sea quizás la técnica de meditación consciente más extendida, existen otras poderosas herramientas que pueden ayudarte a conectar contigo misma. Algunas disciplinas físicas como el Yoga y el Pilates, donde la respiración y la concentración juegan un papel muy importante, pueden ser de gran ayuda. Pero, más allá de eso, existen numerosas técnicas que puedes utilizar desde casa y que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

- Leer más: Escritura automática, una herramienta para liberar el subconsciente

La clave de todo finalmente reside en encontrar aquello que nos relaje y nos ayude a no pensar demasiado, desconectar de los problemas y conectar con nuestra parte interna. Puedes conseguirlo simplemente escuchando música, cocinando, dibujando, escribiendo, o realizando cualquier tipo de actividad que te motive y que requiera de cierta concentración. En definitiva, no importa tanto la herramienta que utilicemos, sino que esta nos ayude a generar una vía de escape que facilite la ruptura con nuestra consciencia y nos ayude a liberar la mente.

Más sobre: