Mujer en el sofá

La importancia de darse un capricho mientras dure el aislamiento

Tenemos la oportunidad de disfrutar de algunos pequeños placeres de la vida, que nos permiten mantenernos física y mentalmente más fuertes y positivos en los momentos difíciles

by Gtresonline

Nos estamos enfrentando a una crisis sanitaria sin precedentes y, en apenas unos días, la vida ha cambiado radicalmente para todos. Desde que se decretara el estado de alarma en todo el territorio nacional para afrontar la situación de emergencia por la pandemia del coronavirus, que se ha prorrogado durante, al menos, quince días más, todos tenemos un compromiso, el de quedarnos en casa. La preocupación, el miedo, la ansiedad, la incertidumbre y hasta los problemas de sueño son algunas de las respuestas emocionales que pueden producirse ante este estado transitorio de aislamiento. Por eso, ahora más que nunca, es fundamental tratar de mantenernos activos, concentrarnos pensamientos positivos y, sobre todo, no olvidarnos de otorgarnos pequeños premios que nos hagan más llevadera esta situación. Afortunadamente, no hace falta salir de casa para darnos algún que otro capricho.

-Relacionado: Cuéntanos cómo estás llevando la cuarentena y gana una de las 100 suscripciones digitales que sorteamos  

Leer: Que el coronavirus no pueda contigo: así debes vencer el pánico social y la ansiedad

Sesión 'beauty'

Una excusa habitual para no practicarse una 'cura' de belleza es la falta de tiempo. Dedicarnos tiempo a nosotras mismas y sentirnos bien también es una terapia. Si no contamos con los cosméticos necesarios para mimarnos, podemos realizar una mascarilla casera, rápida y sencilla, pero igualmente eficaz, con alguno de los ingredientes que habitualmente tenemos en nuestra nevera, que son los mejores recursos para dar brillo al pelo o hidratar en profundidad la piel. Aguacate y limón para una melena brillante, pepino y yogur para una piel luminosa, yogur, avena y limón para rostros grasos o con tendencia a los brillos en diferentes zonas… Las combinaciones son prácticamente infinitas. Aprovecha a elaborar una, aplicártela, llenar la bañera de agua y espuma, encender velas aromáticas y subir el volumen de la música. 

Lee también: Mascarillas caseras para cuidar la piel en invierno

Mujer en la bañeraVER GALERÍA

Cena… ¡De restaurante!

En una situación normal, después de las largas jornadas de trabajo de los días anteriores, solemos premiarnos durante el fin de semana. Salir a cenar es una de las actividades más habituales y satisfactorias y es importante que continuemos rompiendo la rutina con una velada especial. Como salir a ese restaurante que está en boca de todos no es una opción, siempre podemos aprovechar las horas en casa para evadirnos 'estudiando' el recetario y sorprender con una cena elaborada, con platos originales y suculentos que normalmente no hacemos en nuestro hogar. 

Si no te atreves a 'pelearte' con los fogones, puedes formar parte de la iniciativa que han creado numerosos chefs de prestigio para que podamos continuar disfrutando de la gastronomía, pero sin movernos del sofá. Es el caso de Casa Humada, el proyecto gastronómico del chef gipuzkoano Sergio Humada en Lasarte-Oria, que ha elaborado una carta pensada para disfrutar de una velada inolvidable para el paladar. Trabajan en equipos reducidos y adoptando todas las medidas higiénico-sanitarias que se han recomendado desde las instituciones, para que no se produzca ningún tipo de contagio.

Tampoco puede faltar un buen vino para brindar que juntos saldremos de esta y seguir celebrando. Abre esa botella que tenías reservada para una gran ocasión. Es importante que mantengamos las buenas costumbres y marquemos una diferencia entre el fin de semana y el resto de días. 

Maratón en el sofá

La inmensa mayoría vivimos a un ritmo frenético y tumbarse en el sofá no suele ser una alternativa posible. Ahora tenemos la oportunidad de disfrutar de este sencillo privilegio que, en tantísimas ocasiones, hemos echado en falta. Ver la nueva temporada de tu serie favorita, disfrutar de la película que tenías pendiente, dar una oportunidad a esa larga ficción que no viste por miedo a no terminarla o sumergirte en una buena lectura. Cualquier cosa que nos permita, por unas horas, disfrutar y desconectar de la realidad. Recuerda que estos son algunos de los pequeños placeres de la vida que, aunque son necesarios para mantenernos mentalmente saludables, en ocasiones nos privamos de ellos debido a la falta de tiempo, las prisas y las excusas.

Leer: ¿Cómo hacer tu gel desinfectante en casa para evitar el coronavirus?

Más sobre: