guantes

Esta es la razón por la que no se recomienda usar guantes y mascarillas

Por sí solos, no te aíslan del coronavirus. De hecho, pueden ser un foco de contagio si los usas mal. Lo más eficaz es lavarse mucho las manos, no tocarse la cara y guardar la distancia de seguridad.

by Nuria Safont

Hacemos lo que podemos. Esa es la realidad. Y frente a este virus que ha irrumpido en nuestras vidas de una forma tan dramática, buscamos las mejores maneras de protegernos. Pero este coronavirus, el SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad Covid-19, parece no respetar 'casi' nada. Aunque hay algo que sí puede con él: lavarse las manos con agua y jabón, entre 40 y 60 segundos, usar gel desinfectante, guardar la distancia de seguridad y no tocarse la cara. Este es el mensaje que tiene que calar y esto es lo que debemos hacer si debemos romper nuestro confinamiento en casa para ir a comprar un producto imprescindible, sacar al perro para que haga sus necesidades o ir a la farmacia. Los guantes y las mascarillas no sirven de nada si no contemplamos estas medidas de protección que sí resultan eficaces. 

-Relacionado: Cuéntanos cómo estás llevando la cuarentena y gana una de las 100 suscripciones digitales que sorteamos  

Lavarse bien las manos antes que usar guantes y mascarilla

Lo primero que hay que tener en cuenta es que "el contagio se produce a través del contacto directo con las secreciones respiratorias de una persona enferma. Es decir, cuando esta persona infectada estornuda y tose, echa gotas de saliva, y eso es lo que realmente contagia: cuando lo tocamos o nos llega a través de sus gotas, y nos tocamos la nariz, la boca y los ojos", recuerda la enfermera doctora Blanca Fernández-Lasquetty, Secretaria de la Asociación Nacional de Directivos de Enfermería (ANDE) y Patrono de la Fundación HUMANS. En definitiva, contagia el que está enfermo a través de las secreciones, pero la gente sana, no. 

- Relacionado: Coronavirus: cómo evitar el contagio al entrar en casa 

Respecto a los guantes, las recomendaciones del Ministerio de Sanidad es que estos no son necesarios para un uso habitual, es decir, para cuando salgamos a la calle, a la compra, etc. Solo lo son cuando compremos fruta y verduras, como se ha hecho siempre. "Las personas que tienen mayor riesgo, como los inmunodeprimidos, o la gente mayor sí puede usarlos como una medida de protección, pero no es conveniente que lo haga el resto de la población". En cualquier caso, insiste la experta, "los guantes nunca sustituyen el lavado de manos. La higiene, antes y después de usarlos, es obligatoria", recuerda. 

- Relacionado: Coronavirus y cáncer: las precauciones que tienen que tener los pacientes

Cómo usar bien los guantes 

Es decir, cuando nos los ponemos para entrar en el supermercado y tocamos superficies que otros hayan podido contaminar. Los guantes no te eximen del contagio del virus. Estos artículos de protección también pueden contaminarse. Por tanto, si vas a utilizarlos, adelante, pero hazlo bien:

  • Lávate las manos para ponértelos.
  • Evita tocarte la cara con ellos. 
  • Quítatelos sin tocar la superficie que ha estado expuesta (la forma de hacerlo es la siguiente. dándole un pellizco en la zona de la palma y darle la vuelta para quitar uno. Para el otro guante, introduces el dedo índice de la mano desnuda dentro del guante y le das la vuelta)
  • Tíralos después de usarlos 
  • Lávate y desinfecta las manos inmediatamente después 

- Relacionado: Coronavirus: cómo hacer la compra de forma segura

Las mascarillas no son para todos ni protegen si no las usas bien

La Organización Mundial de la Salud (OMS), así como el Ministerio y todos los expertos insisten en que no es necesario el uso de mascarillas si no tenemos una enfermedad de base, no somos pacientes inmunodeprimidos, ni profesionales o individuos que podemos estar en contacto con enfermos. Por tanto, no debemos usarlas para ir a comprar o salir a la calle. 

"Se está haciendo un muy mal uso de estos artículos, algo que está propiciando la escasez o la inexistencia en lugares donde sí se necesitan, que son los hospitales, residencias o centros geriátricos", lamenta la especialista. 

Los cuidadores también deben usarlas. La forma correcta de ponerla es:

  • Lavarse las manos antes de colocarla 
  • Colocar la mascarilla con las tiras en paralelo para ajustarlas en las orejas
  • La mascarilla debe estar bien ajustada en la barbilla y nariz y no debe haber huecos
  • Cada vez que la mascarilla se moje por toser, hay que tirarla 
  • Las mascarillas son desechables 

Cómo retirar la mascarilla: 

  • Lavarse bien las manos
  • Echar ligeramente la cabeza hacia delante 
  • Retirar las cintas y con ellas quitar la mascarilla sin tocar la parte frontal
  • Meterla en una bolsa, cerrarla y tirarla 
  • Lavarse de nuevo las manos 

Blanca Fernández-Lasquety insiste en la importancia de hacer un buen lavado de la manos antes de ponerse y retirarse la mascarilla porque, aunque esta nos dé una sensación de seguridad, podemos haber tocado el virus y, a pesar de las medidas de precaución, contagiarnos

- Relacionado: Coronavirus: qué deben tener en cuenta los pacientes diabéticos

Ojo con las mascarillas de tela 

Algunas personas utilizan mascarillas de tela o de neopreno, como las de los ciclistas, como 'barrera', es decir, para evitar tocarse la boca y la nariz. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no impiden que lleguen a nuestras mucosas las gotas contaminadas por el virus. Por lo que insiste en que "hay que tener siempre las manos limpias y evitar, en la medida de lo posible, tocarnos la cara". 

- Relacionado: Coronavirus: cómo desinfectar tu casa y la ropa para evitar el contagio

Más sobre: