Cómo identificar las heridas de la piel de tu perro

Mascotas

Cómo identificar las heridas de la piel de tu perro

Aprende cómo detectarlas para prevenir lesiones que puedan terminar en una infección grave.

by Laura Bech

Los problemas cutáneos representan uno de los principales motivos de consulta en el veterinario. Aunque puedan tener una apariencia similar, no todas se producen por la misma causa. Esto, justamente, hace que lleguen a tener un aspecto similar pero que requieran de diferentes tratamientos. Como siempre te sugerimos, lo mejor es consultar con el veterinario de tu perro para asegurarte que tu mascota recibe el tratamiento adecuado para su lesión.

La piel de los animales, como la de los humanos, es la capa de protección entre el organismo y el exterior. Desde ayudarlo a regular la temperatura hasta evitar las bacterias, los ácaros y los virus. Cuando el perro tiene una herida, el riesgo de infección bacteriana es aún mayor. Lo más habitual es que, si la piel de la mascota está lesionada, no traspasa las capas profundas y solo se quede en una herida en la capa superficial. Sin embargo, si la infección avanza puede producir conductos con pus y formación de tejidos fibrosos en su organismo.

Leer más: Cuidado con los cortes de pelo caninos en invierno

Las infecciones bacterianas

A las infecciones cutáneas  bacterianas se las denomina pioderma. En la mayoría de los casos se producen cuando una herida no ha recibido el tratamiento correcto. El pioderma puede ser una lesión localizada o extenderse por toda la piel del perro. Estas bacterias pueden generarse a partir de causas frecuentes en animales que no, salvo que tengas un gran conocimiento sobre perros, no te harían pensar que pueden derivar en una infección cutánea. Algunas alergias, las picaduras de pulgas, la existencia de parásitos, los trastornos hormonales producen lesiones en la piel del animal. Debes prestar atención a las arrugas en la piel de tu perro, el roce entre los pliegues de la piel podría producir lesiones y que estas se infectaran.

Las infecciones bacterias suelen verse facilmente y aparecer muy rápido. Una de las más comunes es el absceso, se produce por una perforación en la piel, como la mordedura de otro perro. También se origina por el ingreso de un cuerpo extraño en una herida. 

Cómo identificar las heridas de la piel de tu perro VER GALERÍA

Leer más: Consejos para que el pelaje de tu perro se mantenga sano y precioso

Otra infección bacteriana frecuente en los perros es el eccema húmedo. Es una lesión que aparece en pocas horas y se ubica en la capa más superficial de  la piel. Esta herida se produce por las rascaduras y los mordiscos del perro cuando siente picazón. Es probable que todo comience con la picadura de un insecto, pero que la herida se extienda y por la necesidad del perro de calmar esa molestia. Los días húmedos y calurosos son propicios para este tipo de situación. 

Infecciones no bacterianas

Las infecciones no bacterianas suelen producirse por la presencia de Malassezia. La Malassezia es un hongo habitual en las lesiones causadas por alergias cutáneas. También se encuentra en la piel de los humanos y es el responsable, por ejemplo, de generar  caspa en ciertos cueros cabelludo. 

Descubre los síntomas más frecuentes

  • Los síntomas no son iguales en todos los perros, varían según la raza y también por la parte del cuerpo en la que se produzca la herida. Algunos de los síntomas habituales son:
  • La piel se ve notablemente desmejorada, incluso puede perder pelo en la zona afectada.
  • Costras, inflamación y un olor fuerte y desagradable. 
  • Secreción de pus.
  • Manchas en la piel, suelen ser de color rojizo y con relieve.

Leer más: Displasia de cadera, una enfermedad común en el pastor alemán

Más sobre: