Dermatólogo consultas redes sociales

¿Sabías que el uso de las redes sociales ha hecho que aumenten las consultas dermatológicas?

Los expertos apuntan a que es una tendencia que se percibe incluso en la Atención Primaria y destacan que el acné es la patología que más nos preocupa

by hola.com

¿Sabías que el 22% de las consultas de Atención Primaria tienen que ver con la piel? Un porcentaje nada desdeñable. Y es que hay afecciones como el acné, la alopecia, las manchas en la piel o la dermatitis atópica que preocupan, y mucho, a los pacientes. Los expertos se han parado a plantearse el porqué de estas elevadas cifras y, sobre todo, a qué se debe este aumento. Y la respuesta es clara: ha influido la creciente exposición en las redes sociales, según apuntan desde el Servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos. Vivimos hiperconectados y nuestra imagen está mucho más expuesta que hace unos años debido a esta herramienta que, quien más quien menos, utiliza a través de su teléfono móvil. Es por ese motivo por el que todas aquellas cuestiones relacionadas con el cuidado de la piel han experimentado un curioso auge.

Pacientes más jóvenes en las consultas

Y, como era de esperar, ese incremento de visitas buscando asesoramiento en relación a cuestiones relacionadas con el cuidado de la piel es aún mayor entre el perfil de población más joven. “La presencia permanente en los entornos digitales de estos grupos de población, en los que la fotografía y el vídeo son tan importantes, hace que cuidar su piel sea una prioridad”, explica el doctor Eduardo López Bran, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos. Y además, se buscan, cada vez más, soluciones inmediatas, algo que no siempre es posible. “Debido a los selfies y las fotos, los jóvenes ya no aceptan algunos problemas, como el acné, que antes se resolvían con el tiempo, por lo que ahora solicitan y reclaman una respuesta y un tratamiento que los solucione de manera rápida y evite las cicatrices”, añade el doctor López Bran, lo que confirma que los profesionales tienen que adaptarse a esta nueva realidad que se viven en las consultas. Es más, un estudio publicado en la revista Journal of Cosmetic Dermatology recientemente daba cuenta de cómo el uso de las redes sociales puede provocar insatisfacción personal por el aspecto físico, especialmente entre los llamados millennial.

Relacionado: Estos son los alimentos que debes evitar si padeces acné

El acné, la principal preocupación

Pero, ¿qué es lo que más nos preocupa? Según los datos recogidos por este servicio médico, el motivo de consulta más frecuente entre los más jóvenes es el acné. Y es que los temidos granitos son, no hay duda, una de las principales causas de desvelo para los más jóvenes, que buscan soluciones para afrontar un problema que repercute en su día a día. Pero también la alopecia o la dermatitis atópica se encuentran entre las dudas más frecuentes en esta franja de menor edad, mientras que las manchas en la piel y el melanoma preocupan más a las personas mayores de 50 años. "Indudablemente los jóvenes de hoy reclaman soluciones eficaces y permanentes para los problemas dermatológicos que les afectan en etapas tan trascendentales de sus vidas como la adolescencia y la adultez joven. Los dermatólogos somos las manos amigas que les ayudamos a resolver esos problemas que tanto impacto emocional provocan en esas edades, de manera eficaz y en muchos casos definitiva", cuenta el jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

"También se han incrementado las consultas por caída de pelo. Los jóvenes, ante los primeros síntomas de calvicie, con retroceso de la línea frontotemporal (entradas) piden una solución y además quieren que sea definitiva y natural. Hoy los dermatólogos les podemos ofrecer soluciones permanentes, indetectables, con trasplantes de pelo utilizando la tecnología más avanzada", cuenta el doctor López Bran.

Cambio de perfil

Los expertos, además, comprueban en sus consultas este cambio de perfil. Así, el doctor Ricardo Ruiz, director de Clínica Dermatológica Internacional, es uno de los expertos que se ha parado a analizar cómo ha cambiado la perspectiva de la dermatología estética en los últimos años. Así, ha comprobado cómo por su consulta pasan cada vez más pacientes menores de 30 años con un objetivo claro: mejorar estéticamente. “Yo explicaba al padre de una de estas pacientes que la causa de estas inquietudes estéticas tan precoces la tiene las redes sociales. Nunca hemos estado tan informados sobre nuestras imperfecciones estéticas. Ahora los jóvenes se ven en los selfies, en las fotos de los chats, en Instagram, en Facebook, etc. Y por ello quieren mejorar su imagen. La Asociación Americana de Cirujanos Plásticos ha aportado la estadística de que las consultas estéticas han aumentado más de un 30% debido solo a los selfies”, explica el doctor.

Relacionado: Así está cambiando nuestra autoestima por los 'selfies'

El papel del especialista, fundamental

“Creo que los pacientes jóvenes pueden beneficiarse de mantener una relación periódica con un dermatólogo que tenga ojo estético”, cuenta el doctor Ruiz, quien explica que vemos normal acudir regularmente al dermatólogo para controlar lunares, alteraciones de la piel, pelo y uñas, por ser muy conveniente para la salud. “Si esa misma persona te acompaña a lo largo de los años a mantener y mejorar la calidad de la piel y te introduce de forma sensata en las técnicas no invasivas de dermatología estética, creo que se convierte en una relación muy fructífera para todos”, añade. “Los dermatólogos nos convertimos en auténticos coach de la piel”, apunta el doctor, "y tenemos una gran oportunidad no sólo de prevenir cáncer de piel o mejorar las distintas patologías cutáneas de nuestros pacientes jóvenes, sino también de asesorarlos estéticamente a lo largo de los años con rigor y sensatez".

El buen uso de una herramienta útil

Por eso, los expertos consideran que hay que intentar aprovechar los beneficios de una realidad que está ahí. "Creo que un uso racional de las redes sociales puede aumentar la información sobre el problema que tenemos, pero en muchos casos en internet existe información absolutamente errónea que puede generar falsas expectativas, extender bulos o responder a intereses comerciales. Por ello recomiendo utilizar exclusivamente páginas institucionales, de medios de comunicación o de profesionales acreditados", explica el doctor Eduardo López Bran.

Desmontando bulos

Y es que hay otro aspecto que preocupa a los profesionales y que tiene que ver, en este caso, con ese exceso de información por estar la información a mano a golpe de clic. Así, el Servicio de Dermatología del Hospital Clínico ha detectado un incremento de los bulos y falsas creencias sobre los problemas dermatológicos en las consultas de Atención Primaria. Y recoge datos de un estudio publicado en la revista Dermatology Practical and Conceptual que detalla que más del 70% de los adolescentes relacionaba la aparición del acné con de una dieta rica en alimentos grasos o fritos, cuando según los expertos influye más el índice glucémico de productos como el chocolate, los lácteos o los refrescos. Y no solo hay creencias que pueden dar lugar a la confusión en relación al acné, también sucede con la alopecia, por ejemplo. “La propagación de todo este tipo de mitos y bulos tiene una dimensión mayor con el uso de las redes, por lo que tenemos que concienciar a la población de que confíe en su dermatólogo en lugar de un conocido o de un influencer sin formación científica”, detalla el doctor López Bran.

Más sobre: