Conviértete en una mujer creativa

Psicología

Conviértete en una mujer creativa

¿Crees que es un don y te has resignado a no serlo? La creatividad está en el aire y es probable que no aciertes a respirarla. ¡Pero está a tu alcance!

by Laura Bech

La creatividad es la capacidad de crear o inventar. Una persona creativa siempre es bien recibida porque su poder es estimulante y genera algo diferente en el entorno. Con frecuencia se escuchan frases como ‘yo no soy nada creativa’ o ‘esto mejor hazlo tú que eres creativa’. Hay una buena noticia, la creatividad no es un don y puedes introducirla en tu vida ahora mismo.

Es cierto que, si llevas toda la vida sintiendo que no tienes esta capacidad de crear o recrear, al principio te costará más, pero solo al principio. Luego será como estar siempre con el motor en marcha y ni siquiera tendrás que pensar en hacer algo diferente, te saldrá instintivamente.

Leer más: Rendirte puede ser el primer paso del cambio

Mujeres que corren con lobos

La psicóloga y escritora estadounidense Clarissa Pinkola Estés en su libro, ‘Mujeres que corren con lobos’, define a la creatividad como un río. Es algo que ha nacido para ese fin y está allí, a veces abundante y caudaloso, otras seco o con caudales mínimos. Sin embargo, basta con lluvias o deshielos para que ese río resurja. Es una frase tan motivadora que dan ganas de aplicarla enseguida. ¡Enhorabuena!, si acabas de visualizar en tu mente esa idea ya estás siendo creativa.

Conviértete en una mujer creativaVER GALERÍA

Clarissa Pinkola Estés sostiene que cuando un río es caudaloso se expande llevando el agua a diferentes zonas y con múltiples beneficios. Los campesinos utilizan el agua para las cosechas, los pastores para darle de beber a los animales, las familias se bañan en sus costas y disfrutan del sol. La lista del aprovechamiento que se hace de un rio caudaloso es larga. Con la creatividad ocurre lo mismo, cuando alimentas tu mundo interior, tus emociones e inquietudes, estás llenado el río de la creatividad. Dónde, cómo y cuándo la apliques será indiferente, porque estará en ti y lo convertirás en un estilo de vida. 

Cuando un río está seco o con muy poco agua, los beneficios que se obtienen de este son escasos y hasta propician cierto recelo. No podemos bañarnos, los campesinos y los pastores no tienen agua para sus trabajos y la vegetación se extingue. Lo mismo ocurre con las personas, cuando no cuidas y estimulas la creatividad, se va a apagando. Al principio dejas de ser creativa en los aspectos menos trascendentes y luego apagas esa llama en todo lo que haces. Solemos preferir rodearnos de personas creativas, las empresas demandan esta capacidad en su personal como un plus y, con frecuencia, la visión del mundo es diferente para quienes observan la vida de esta manera. 

Leer más: Estas son las asanas que te acercan a la autorrealización

Los riesgos de ser creativa

¿Si parece tan sencillo ser creativa por qué no todas lo somos? En muchas ocasiones, ser creativa es convertirse en el centro de atención o arriesgarse a que lo inventado no salga como esperamos. Ser creativa no asegura el éxito, es una manera diferente de hacer y sentir que suele tener muy buenos resultados, pero no están garantizados. 

Las personas creativas se arriesgan a hacer el ridículo, a no ser entendidas y a ser juzgados socialmente como raros y excéntricos. La creatividad es, la mayoría de las veces, un ‘prueba y error’ hasta que nos quedamos conformes con el resultado. Claro que, cuanto más practiques y pongas en marcha esta capacidad de hacer la cosas de otra manera, menos te costará. Es como especializate en un tema o estudiar, cuesta mucho cuando recién empiezas pero luego te familiarizas con términos, propuestas y situaciones. 

Para ser creativa debes rodearte de creatividad, de color, de luz, de todo aquello que estimule tu cerebro, el cine, el teatro, la pintura, el arte en general. También los buenos amigos, las escapadas a la naturaleza, los manjares y los viajes. Nadie mejor que tú sabe lo que te gusta y hace sentir bien, allí está la raíz de tu creatividad.

Leer más: ¿En qué consiste y cómo puede ayudarte el psicodrama?

Más sobre: