gastos-perro

Mascotas

¿Qué gastos conlleva tener un perro?

Según el análisis ‘Mi Mascota en cifras’, elaborado por la Real Sociedad Canina de España (RSCE), supera los 1.250 euros

by hola.com

Ya pasadas las navidades y las cartas a los Reyes Magos es hora de reflexionar sobre los regalos que suelen pedir nuestros hijos en sus misivas. No solo se ‘cuelan’ los juguetes más populares, sino que cada vez es más común que deseen tener a un can en casa para poder cuidar de él. Sin embargo, no hay que acceder a sus pretensiones desde el principio. Hay que hacer cuentas y saber si te lo puedes permitir, pues no poder hacer frente a los gastos es uno de los motivos de abandono que más se repiten. De hecho, en 2018, 138.000 perros y gatos tuvieron que ser acogidos en refugios y protectoras en España. Una cifra alarmante que debe servir para que la gente tenga en cuenta que tener una mascota en casa acarrea ciertos gastos.

En concreto, 1.250 euros al año, lo que se traduce en 105 euros mensuales. Los gastos del veterinario, la alimentación o su higiene son solo parte de las partidas que supone tener un perro, según el análisis Mi mascota en cifras, un informe elaborado por la Real Sociedad Canina de España (RSCE). Su bienestar es muy importante y poder asumir todos estos gastos tiene que ser el paso previo para adoptar o adquirir una mascota.

VER GALERÍA

Pero vayamos por partes para que el esquema mental sea mucho más visual. Para las revisiones veterinarias debes contar anualmente con 200 euros, pero este es un coste aproximado. Deberás sumar contingencias, como posibles enfermedades con un valor de 100 euros, además de la higiene y la peluquería que supondrían 150 euros más al año. Números a los que deberás sumar la alimentación del perro, la cual debe estar adaptada a sus características (edad, peso y físico). Depende de la gama que tú escojas (alta, media o blanca), aunque siempre debes apostar por una comida de calidad, lo que puede rondar los 600 euros anuales.

Por otro lado, hay otros gastos adicionales como, por ejemplo, su adiestramiento, residencia en la época estival o accesorios, como su arnés o correa, que podrían ascender a 200 euros. No obstante, esto tan solo será cuando ya esté en casa, ya que habrá que sumar el resto de las adquisiciones que deberás comprar cuando tu mascota llega a tu domicilio, como es el caso de su cuna, comedero o bebedero, lo que te podrá costar entre los 200 y 350 euros. Cantidades en las que todavía no se ha tenido en cuenta si el perro es adoptado o comprado. Tal y como revela el citado estudio, un perro de raza puede superar los 750 euros de media o, si procede de una protectora, habrás de tener en cuenta que también hay una cantidad estipulada.

Por todo esto, la RSCE insiste en la importancia de ‘echar números’ para verificar que se trata de un gasto que puede asumir la economía doméstica, durante una media de 10 o 12 años e, independientemente de cómo lo queramos adquirir, elegir el perro que mejor se adapte a nuestro hogar, nuestra familia y estilo de vida, tanto por sus características físicas como personales.