perder-peso

Las claves para perder peso y adelgazar (palabra de nutricionista)

No cometas errores y líbrate de los kilos de más siguiendo los consejos de los especialistas en Nutrición

by Nuria Safont

Las fiestas navideñas llegan a su fin. Y, a cambio, nos dejan un duro trabajo: perder el peso ganado por las muchas celebraciones, comidas, y dulces navideños. No en vano, señalan los expertos, solemos ganar en torno a 3 kilos en las semanas que dura la Navidad. ¿Y qué hacemos cuando nos proponemos perder peso y comer bien, uno de los propósitos más nombrados en las buenas intenciones de año nuevo? Pues los verdaderos especialistas no nos dan el aprobado y alertan de que el 31% de los españoles reconoce que nunca o casi nunca recurre a un médico o un nutricionista a la hora de adoptar decisiones que modifiquen sus patrones de alimentación, sino que prefiere consultar en Internet o dejarse asesorar por las recomendaciones de amigos o familiares. Así se desprende de un estudio impulsado por Natural Athlete, empresa española que promueve la alimentación saludable.

- Relacionado: Perder peso: ¿Cuanto podemos adelgazar en un mes?

La consulta, realizada a una muestra de 350 personas de 18 a 65 años de todo el territorio nacional, desvela que la población española está realmente interesada en cuidar su alimentación, ya que un 77% de los encuestados lo considera un aspecto clave para su vida, tanto desde del punto de vista de su influencia en la salud como en la mejora de su imagen. 

“Según organizaciones internacionales, desde el 2016 el índice de obesidad en el mundo ha superado al índice de desnutrición, y en España afecta al 41% de los niños de 6 a 9 años. También sabemos que una mala alimentación es el origen principal de más fallecimientos que los provocados por el tabaco, alcohol y los accidentes de tráfico juntos, y que el 90% de los infartos se podrían evitar cuidando nuestra alimentación y llevando un estilo de vida saludable. Aunque hay muchas más, son razones suficientes para plantearse seriamente una revisión de nuestros hábitos alimentarios”, asegura Niklas Gustafson, experto nutricionista y CEO de Natural Athlete.

Para saber qué debemos hacer para perder peso y comer bien, Gustafson nos da las claves para que este año sí logremos nuestra meta: comer más sano y conseguir nuestro peso ideal. 

- Relacionado: 10 trucos para perder peso rápido y sin riesgos

¿Cuáles son los mayores errores en torno a la alimentación saludable?

Hay múltiples, pero los peores son los que llevan instaurados en nuestra sociedad desde hace décadas. Dado que estos errores han sido aceptados globalmente, ahora cuesta mucho más deshacerse de ellos y romper ciertas creencias interiorizadas que ya se han convertido en parte de nuestros hábitos.

Con ello nos referimos, por ejemplo, a falsos mitos, como el de que las grasas son malas para la salud. Todos hemos crecido rodeados de campañas que han culpado a la alimentación rica en grasas como la responsable directa de enfermedades cardiovasculares y obesidad. En base a estudios que luego se han demostrado falsos o, incluso, por nuestros padres, que nos han enseñado que no había que comer grasas para no engordar o estar sanos. Hoy en día está demostrado que esto no es así, que las grasas tienen múltiples beneficios y debemos incorporar en nuestra dieta productos ricos en grasas como pescados, carnes, frutos secos.

Otro tremendo error es la composición de pirámide nutricional. Nos recomienda tener un 60% / 65% de carbohidratos en nuestra dieta y hasta incluye las chucherías y la bollería. También hay muchísimos estudios que demuestran cómo una dieta alta en carbohidratos (como la actual) es una de las mayores responsables de muchas de las enfermedades que nos azotan hoy en día: obesidad, enfermedades cardiovasculares, alzhéimer... etc. La base de nuestra alimentación han de ser las verduras, luego las proteínas y, como energía, las grasas.

El tercer error sería el azúcar. El azúcar es un 'veneno' que encontramos oculto en el 75% de los productos procesados, y hoy en día empezamos a ser conscientes del mal que nos hace.

Pero quizás el más presente y el más “peligroso” sería abusar de los ultraprocesados, alimentos que no nos aportan nutrientes y perjudican notablemente nuestra salud. 

- Relacionado: ¿Por qué es tan malo el azúcar y qué es el azúcar libre?

¿Cuáles son las consecuencias de estos errores?       

Las consecuencias son, por ejemplo, que a día de hoy las muertes causadas por una mala alimentación son más que las provocadas por accidentes de tráfico, tabaco y alcoholismo juntos. O que los casos de obesidad en el mundo superan desde 2016 a los de desnutrición.

Las consecuencias son claras y están demostradas por numerosos estudios. La mala alimentación, basada en errores que se han asentado en sociedades desarrolladas, es ya un problema global, y muy serio.

¿Cuál es la población más vulnerable?

En realidad todos somos vulnerables. Todos estamos continuamente expuestos a productos ultraprocesados, llenos de azúcar refinado, aditivos artificiales... etc. que nos 'invitan' y atraen a continuar manteniendo una mala alimentación.

Ahora bien, si tuviéramos que señalar un colectivo social sobre el que estas consecuencias son potencialmente más peligrosas, serían los niños. Durante la fase de la infancia, la alimentación juega un papel vital en el desarrollo. Y es que es en esta etapa donde los hábitos alimentarios se van construyendo, y sin embargo, parece que a nadie le importa.

Nadie le daría un cigarro a un niño de 8 años, pero, en cambio, no dudamos en darle una bolsa de chucherías o un bollo industrial. Ni lo uno ni lo otro les enfermaría en el momento, pero el consumo habitual de ambas cosas les causarían graves enfermedades en el futuro. Una de esas acciones causaría estupor y repulsa en la gente, pero la otra, lamentablemente, está socialmente bien vista.

- Relacionado: Perder peso: Los 10 trucos para que adelgazar te sea más fácil

- Relacionado: Ejercicios para ganar músculo y perder peso en solo 15 minutos

¿Y en cuanto a perder peso?

Siempre han existido grandes mitos y errores en torno a adelgazar. Todos conocemos a alguien que ha probado todo tipo de dietas y productos milagro tratando de conseguir su peso ideal, y como consecuencia de esto, su vida es una montaña rusa con subidas y bajadas de peso continuas.

Es una realidad que todo lo que muchas persona conocen sobre nutrición y alimentación se debe a su interés por adelgazar. La clave aquí para no tomar caminos erróneos es conocer y entender los procesos que suceden en nuestro propio cuerpo. Si comprendemos cómo funciona nuestro cuerpo y aprendemos a escucharle, podremos dejar las dietas para adelgazar y cambiar nuestro estilo de vida, que es realmente lo importante y lo que no falla.

Comer de forma natural, evitando los ultraprocesados y azúcares refinados, con una dieta baja en carbohidratos, y mantener una vida activa. Si convertimos esto en los pilares de nuestro estilo de vida, nos podremos olvidar para siempre de las dietas para adelgazar.

¿Qué comportamientos suponen más riesgos para la pérdida de peso y de la salud?

Aquí depende mucho de la idiosincrasia de cada persona. Del estilo de vida que lleve, de si padece alguna enfermedad relacionada con la alimentación o no... No todos necesitamos lo mismo, ni nos afectan de igual modo unos alimentos o prácticas alimentarias.

Pero, claramente sí se puede afirmar que lo que supone un riesgo para todos es tratar de perder peso a través de productos no naturales, sustituyendo alimentos por químicos, pastillas y demás. Cuanto más nos alejemos de lo natural, más riesgos tendrá sobre nuestra salud. Es muy sencillo, somos seres orgánicos, no químicos. Entonces, ¿por qué nos íbamos a alimentar de productos llenos de ingredientes artificiales que no se encontrarían en la naturaleza de ninguna manera?

- Relacionado: ¿Cuánto peso puedo perder en una semana?

- Relacionado: La dieta que adelgaza mientras duermes

¿Qué podéis decirnos de algunas modas como el ayuno intermitente?      

Pues que primero, lo más importante es diferenciar entre quién es un influencer experto en nutrición y quien es un influencer que está promoviendo su opinión sin ningún conocimiento en la materia. Y, lo segundo, es aprender a diferenciar lo que son modas pasajeras y oportunistas de lo que son prácticas alimentarias sustentadas en una base científica y que llevan existiendo siglos.

A partir de ahí, y respondiendo en concreto al tema del ayuno intermitente, no es una moda. El ayuno es algo que lleva practicando el ser humano desde el paleolítico, el hombre cazador-recolector, durante millones de años, pasaba días y hasta semanas, sin comer. Nuestro cuerpo está preparado para pasar periodos de ayuno. Por supuesto que no es cuestión de volver a esta situación que sin duda es extrema, pero el ayuno intermitente, incorporada de forma regular y con un sentido, como por ejemplo, saltándose de vez en cuando una o dos comidas, como parte de nuestros hábitos alimentarios, tiene grandes beneficios: en el cerebro, en la regulación de algunas hormonas como la del crecimiento o la grelina, limita la aparición de células cancerígenas, retrasa el envejecimiento, etc.

El problema, como con cualquier tema, se presenta cuando la información que recibimos sobre el ayuno intermitente es confusa, errónea y lo practicamos de manera incorrecta.

Más sobre: