Cómo puedes evitar que te duela la cabeza al hacer ejercicio

Cómo puedes evitar que te duela la cabeza al hacer ejercicio

La falta de hidratación, el sobreesfuerzo y las malas posturas son las principales causas del dolor de cabeza cuando hacemos deporte.

by Cristina Soria

Es posible que te haya pasado en más de una ocasión cuando estás en el gimnasio o realizando cualquier otro deporte: de repente te asalta un dolor de cabeza que te dificulta continuar con tu entrenamiento. Se trata de un aviso de nuestro cuerpo para indicarnos que hay algo que no estamos haciendo de manera correcta. En ocasiones puede aparecer a los pocos minutos de haber terminado de hacer ejercicio. 

Si cuando aparece el dolor de cabeza no nos detenemos y seguimos entrenando solo conseguiremos que se intensifique en lugar de atajarlo dándole a nuestro cuerpo lo que necesita. La duración varía de unas personas a otras y venir acompañado de otros síntomas similares a los de las migrañas, como mareos, náuseas o sensibilidad a los ruidos y a la luz.

Leer: Aprende a usar las máquinas del gimnasio y cumplirás tus objetivos

¿Qué provoca el dolor de cabeza al hacer deporte?

El dolor de cabeza se inicia mientras estamos haciendo ejercicio se califica de cefalea primaria, y la principal causa suele ser la deshidratación, que en ocasiones se une a un descenso de azúcar en sangre. Es muy común olvidarse de beber agua mientras estamos entrenando y dejarlo para el final. Pero esto es un gran error, porque durante el ejercicio, ya sea de fuerza o aeróbico, nuestro cuerpo pierde agua y electrolitos a través del sudor que necesita reponer, y no siempre puede esperarse a que hayamos terminado nuestros ejercicios.

VER GALERÍA

También es muy posible que el dolor de cabeza se deba a una hipoflucemia o bajada de los niveles de azúcar en sangre. Para hacer deporte necesitamos contar con la energía suficiente, y la glucosa es una excelente fuente de ella, y si falta nuestro cuerpo acusa el sobreesfuerzo y responde con avisos como el dolor de cabeza.

Otra posible causa es respirar de manera inadecuada, ya que puesto que el acto de respirar es inconsciente e involuntario, no le prestamos la atención necesaria para hacerlo de manera correcta cuando hacemos deporte, que no es otra que inhalar por la nariz y exhalar por la boca. Hay personas que, incluso, llegan a retener la respiración de manera innecesaria, lo que también nos conduce a padecer dolor de cabeza.

Cuando la cefalea se produce tras el ejercicio seguramente es porque nos hemos extralimitado y nos hemos esforzado por encima de nuestras posibilidades al entrenar, sin seguir ningún tipo de progresión, o que no hayamos calentado y estirado correctamente al comienzo y al final de la sesión de ejercicios. También es importante cuidar la postura, porque si no es la correcta, tanto al hacer pesas, como abdominales u otros ejercicios, nos acabará doliendo la cabeza y otras partes del cuerpo.

Leer: Claves para que tu entrenamiento sea efectivo y obtengas resultados

Evita la cefalea al hacer deporte

La primera precaución que debes tener es hidratarte correctamente. Bebe antes y después de hacer ejercicio, pero también mientras lo haces. Y si pierdes muchos líquidos toma una bebida isotonica que contenga sodio para evitarlo. Además, huye de los espacios muy calurosos y del exceso de sol al entrenar, porque solo aumentarías la pérdida de líquidos.

No vayas a entrenar con el estómago vacío, pero tampoco tras una comida copiosa, porque es muy posible que te acabe doliendo la cabeza y también el estómago.

Consulta con tu monitor o entrenador si tu postura es la correcta ante la menor duda o molestia y no te esfuerces por encima de tus posibilidades. Si lo haces conseguirás agotarte, y eso no es bueno para tu cabeza, pero tampoco para tu salud en general.

Leer: Así afecta la postura corporal a tu aparato digestivo