Yoga

Herramientas que te ayudarán a calmar la ansiedad

Introducir determinados hábitos saludables en nuestro día a día puede ayudarnos a controlar las preocupaciones y los miedos intensos y persistentes

by Gtresonline

Sentir ansiedad de modo ocasional es una parte normal de la vida de muchas personas. Tanto es así que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 260 millones de personas tienen diagnosticada ansiedad en el mundo y 300 millones depresión, un problema de salud que ha aumentado un 18,4 % entre 2005 y 2015. A pesar de que es muy complicado controlar este problema, podemos introducir determinadas herramientas en nuestro día a día que contribuyen a controlar las preocupaciones y los miedos intensos y persistentes.

Leer: Sé optimista, vivirás más

¡Relax!

Intensas jornadas laborales, largas reuniones, adicción a las pantallas, tareas y compromisos... Vivimos a un ritmo frenético y, en muchas ocasiones, no escuchamos a cuerpo y mente que nos piden a gritos desconexión. Sin embargo, dedicar unos minutos de nuestra jornada a la meditación, creando un ambiente tranquilo y relajante, cuidar nuestra respiración y visualizar algo que nos tranquilice es una tarea casi imposible para muchas personas.

Otro 'arma' para armoniza cuerpo, mente y emociones es el yoga, un remedio natural y eficaz para plantar cara a la ansiedad. Esta disciplina milenaria, que pueden practicar personas de todas las edades y condiciones físicas, 'obliga' a concentrarnos en la respiración, reduce la tensión muscular y elimina la negatividad de nuestro alrededor.

Leer: Así es como la ansiedad planea hacerse dueña de tu vida

Vigila la cesta de la compra

Prevenir estados de ansiedad y depresión a través de la alimentación es posible. 'Somos lo que comemos' y los alimentos que ingerimos tienen efectos directos sobre cómo nos sentimos, tanto física como emocionalmente. El magnesio, que encontramos en productos como pan integral, carnes magras, marisco, frutos secos, frutas desecadas, verduras de hoja verde o chocolate negro, no puede faltar en nuestra alimentación. Este mineral contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga y colabora en la regulación del sistema nervioso.

chocolateVER GALERÍA

No debes olvidarte de incluir en tu dieta los alimentos ricos triptófano, un aminoácido que sintetiza la serotonina y que están presentes en plátanos, huevos, frutos secos y cereales integrales, o fuente omega-3 (pescados azules, nueces o semillas de chía y lino). La carencia de estos ácidos grasos esenciales provoca nerviosismo, falta de concentración y defensas bajas. Elimina el café de tu rutina e incluye infusiones relajantes. La tila, la pasiflora o la melisa son grandes elecciones para poner fin a la jornada y preparar al cuerpo para el descanso.

No tires la toalla

El ejercicio puede ser un esfuerzo 'sobrehumano' para las personas con ansiedad. Sin embargo, cuando logran sentirse motivados, el ejercicio puede marcar una gran diferencia. El deporte estimula la producción de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, y es uno de los grandes aliados para aliviar los síntomas de este problema. La práctica regular de ejercicio físico tiene efectos antidepresivos; contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo y a aumentar la sensación de bienestar, facilita el manejo de emociones negativas como la ira y la rabia y ayuda a mejorar la calidad del sueño. Además, puede contribuir a elevar nuestra autoestima, así como nuestra sensación de fortaleza, de seguridad y de control sobre uno mismo.

Leer: Cómo hacer ejercicio puede ayudarte a superar los síntomas de la ansiedad

Más sobre: