yoga-inmune-portada

¿Por qué el yoga ayuda a tu sistema inmunológico?

El yoga además de combatir el estrés, mejorar la flexibilidad y la conexión con uno mismo, también es una disciplina idónea para combatir dolencias fruto de un sistema autoinmune desequilibrado.

by Gtresonline

Con el comienzo del otoño cambia el tiempo, bajan las temperaturas y esto puede provocar alteraciones en nuestro organismo. Es habitual que en esta época del año se produzcan los primeros resfriados y gripes, por lo que resulta conveniente no solo revisar nuestra dieta para incluir alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas, sino también nuestra rutina de descanso y de ejercicio, ya que puede ayudarnos a luchar contra los efectos del frío en nuestro organismo.

El yoga además de sus múltiples beneficios para el cuerpo y para la mente, es una excelente práctica para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Mantener nuestras defensas en buen estado nos ayudará a encontrarnos bien durante todo el otoño y también de cara al invierno y así podremos plantarle cara a las infecciones y a los virus habituales de esta época del año.

Lee: Todo lo que el yoga puede hacer por ti con muy poco esfuerzo

yoga-inmuneVER GALERÍA

Reducir el estrés y fortalecer la desfensas

No es ningún secreto que el yoga es una de las prácticas más beneficiosas a la hora de combatir el estrés, fomentar la flexibilidad y la conexión con uno mismo, pero no todo el mundo sabe que se trata de una disciplina idónea para combatir otro tipo de dolencias que son fruto de un sistema autoinmune desequilibrado. Muchas de ellas tienen una relación directa con el estrés y con un estado de nerviosismo, un factor que la práctica de yoga contribuye a reducir de manera significativa.  

La práctica regular de yoga contribuye a reducir la ansiedad, la tensión y el nerviosismo. Ayuda a estabilizar el sistema inmunológico, lo que nos vuelve más fuertes a cualquier tipo de agente patógeno o amenaza externa. Además nos ayuda a respirar de manera adecuada, estimula el sistema linfático, permite expulsar toxinas del cuerpo y mueve la sangre hacia los órganos vitales.

Lee: Disfruta de los beneficios de practicar yoga en lugares diferentes

yoga-horizontalVER GALERÍA

Estimulación del sistema linfático

El sistema inmunológico está compuesto por lo que se denominan órganos linfoides y cada uno de ellos desempeña distintas funciones en la producción, maduración y liberación de linfocitos, que son los encargados del correcto funcionamiento del sistema inmunológico y la protección del organismo. La médula ósea, el timo, el bazo, el sistema linfático y el sistema circulatorio son los principales componentes del sistema inmunológico y todos ellos se encuentran muy implicados en la práctica del yoga.

La disciplina busca el equilibrio del cuerpo y la mente y la conexión de ambos mediante la respiración y la práctica de distintas posturas o asanas. En líneas generales, todos los ejercicios favorecen un mejor funcionamiento de los órganos implicados en el sistema inmunológico, aunque hay algunos más específicos para el timo o el bazo, mientras que otros buscan incrementar la capacidad de generación de células linfoides de la médula ósea fortaleciendo los huesos.

Más sobre: