sindrome-premenstrual

¿Y si el origen del síndrome premenstrual se encontrara en el intestino?

Un desequilibrio en las hormonas femeninas es la causa más común del síndrome premenstrual. Sin embargo, se sospecha que también podría deberse a un problema relacionado con la microbiota.

by hola.com

La mayoría de las mujeres que tienen la menstruación sufren molestias durante el periodo. Los síntomas pueden ser más o menos molestos –dolor abdominal, hinchazón de mamas, irritabilidad, dolor de cabeza, etc.-. En tres de cada cuatro mujeres, sin embargo, estos síntomas son más severos. En los casos más agudos pueden verse obligadas a quedarse en casa un par de días, debido a que no soportan el dolor, hecho que contribuye a incrementar el absentismo laboral y condiciona su día a día. Sufren el llamado síndrome premenstrual o SPM.

En la actualidad, el tratamiento para el síndrome premenstrual se basa en la administración de analgésicos, antiinflamatorios y anticonceptivos. “Lamentablemente, no funcionan en todos los casos, en otros lo hacen solo parcialmente y, en el caso de los anticonceptivos, al dejarlos, hay un marcado empeoramiento de los síntomas”, apunta la doctora Alejandra Menassa, médico internista en la Clínica Medicina Integrativa, en Madrid. De ahí que los expertos busquen otras alternativas para mejorar la calidad su calidad de vida. 

¿Por qué se produce el síndrome premenstrual?

La causa más común del síndrome premenstrual se debe a un desequilibrio entre las hormonas femeninas, los estrógenos y los progestágenos. Sin embargo, según la especialista, también existe la sospecha de que puede estar relacionado con un proceso infeccioso e inflamatorio. “Es muy frecuente que los síntomas del síndrome premenstrual comiencen o empeoren tras partos difíciles o abortos, por ejemplo, situaciones que pueden complicarse con procesos inflamatorios y/o infecciosos crónicos del aparato genital. La inflamación uterina liberaría prostaglandinas responsables de la mayoría de estos síntomas”, señala la especialista.

Por otro lado, se estudia la posibilidad de que este síndrome se deba a una infección crónica debida a una candidiasis de repetición, ya que los patógenos de este síndrome ascienden desde la vagina hasta al cuello y endometrio así como infecciones por VPH (virus del papiloma humano). También se ha visto que algunas mujeres con este problema ginecológico tienen también sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado de ciertas bacterias u hongos (disbiosis) y estas pueden pasar al aparato genital y producir estas infecciones e inflamaciones crónicas.

- Relacionado: ¿Menstruación sin dolor?: descubra las claves para sobrellevarlo

sindrome premensturalVER GALERÍA

 

Disbiosis intestinal y SPM

En nuestro intestino hay al menos diez veces más bacterias que células en todo nuestro organismo, así como hongos, parásitos, virus. Todos estos gérmenes, a los que llamamos microbiota o flora intestinal, están en simbiosis con nosotros, es decir, los dejamos vivir en nuestro intestino y, a cambio, ellos nos ayudan a muchas funciones necesarias para la vida: síntesis de vitaminas, de aminoácidos esenciales, modulan nuestro sistema inmune, nos ayudan al metabolismo de los hidratos de carbono, las proteínas, afectan al metabolismo estrogénico, etc. 

Cuando hay un desequilibrio en esta flora intestinal, es decir, cuando crecen demasiado algunas bacterias u hongos, por una mala dieta o por tomar demasiados antibióticos, por ejemplo, se vuelven patógenos y pueden provocar inflamaciones tanto en el intestino como a distancia. Esto es lo que conocemos como disbiosis.  

De hecho, “se ha visto que muchos de los gérmenes que encontramos en los cultivos del cérvix o el endometrio, se encuentran en sobrecrecimiento en el intestino. Llegan al aparato genital desde allí. Por otro lado, la microbiota intestinal juega un papel muy importante en el hiperestrogenismo, que puede empeorar mucho la clínica del síndrome premenstrual”, aclara la doctora. La explicación es que los estrógenos son eliminados por las heces una vez se han conjugado en el hígado, es decir, se han unido a un ácido y se excretan. Si en el intestino en lugar de conjugarse para ser eliminados, se separan del ácido glucorónico, el estrógeno que queda libre se vuelve a reabsorber, provocando un hiperestrogenismo que, como hemos dicho, afecta muy negativamente al síndrome premenstrual. Las causantes de esta desconjugación son las bacterias del intestino.

"Las variaciones en la flora intestinal, se estan estudiando más cada vez y se las ha relacionado con casi todo. Cualquier tipo de inflamación en el entorno del aparato genital (que esta rodeado por el intestino) podría afectarle. Además, está claro que en los sintomas relacionados con  aumento del tamaño del abdomen, que se da sobre todo en dias premenstruales, claramente la correccion de los 'disbalances' de la flora podría favorecer, y mucho la eliminación de esto síntomas. Sin embargo, la alteracion en la flora digestiva habitual, no se ha podido demostrar aún como causa clara de síndrome premenstrual", explcia la doctora Cristina Torrijo, ginecóloga y miembro de Doctoralia. 

En cualquier caso, cuidando a conciencia la salud intestinal, asegura la especialista en medicina interna, “seguramente prevendríamos muchos de los síndromes premenstruales. Pero una vez establecido el síndrome, además de cuidar el intestino, hay que reducir la inflamación uterina”, concluye la doctora Alejandra Menassa.

- Relacionado: Cistitis: Consejos para cuidar la zona íntima en verano

Más sobre: