reciclar basura correctamente

Los errores más comunes que cometemos al separar la basura

Reciclar puede ser una tarea complicada, especialmente porque, en muchas ocasiones, desconocemos de qué materiales están hechos determinados productos que utilizamos a diario

by Gtresonline

Afortunadamente, cada vez estamos más concienciados de la importancia del reciclaje, una de las medidas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo a favor del medio ambiente. Sin embargo, a pesar de que contamos con información de calidad, suele ser habitual que no tengamos claro cómo hacerlo correctamente y nos asalten las dudas: "¿Esto va al contendor azul o al amarillo?" o "¿Esto es vidrio o cristal?". Reciclar puede ser una tarea complicada, especialmente porque, en muchas ocasiones, desconocemos de qué materiales están hechos determinados productos que utilizamos y, por consiguiente, cómo desecharlos de forma adecuada.

Leer: El vertedero que se esconde en el fondo del Mediterráneo

Errores en el contenedor amarillo

El contenedor amarillo es el destinado a depositar botellas y envases de plástico, envases metálicos y briks como latas, bandejas de aluminio, tubos de pasta de dientes o tarrinas y tapas de yogurt. No obstante, a pesar de parecer sencillo, este es el color que genera mayor controversia entre los ciudadanos. Tal y como asegura la organización medioambiental Ecoembes, los juguetes de plásticos no deben desecharse en este cubo, sino en el contenedor de restos. Lo mismo ocurre con los biberones, chupetes, cubos de plástico y utensilios de cocina, utensilios de cocina que con el paso del tiempo y el uso pueden dejar de ser útiles. En el caso de los juguetes, podemos darles una segunda vida y donarles a algunas de las diferentes ONG's que se encargan de recogerlos para obras sociales.

Leer: 10 consejos para eliminar el plástico de tu cocina

Errores en el contendor azul

El papel y el cartón tiene que ser desechados en el contenedor azul, en el que se depositan envases de alimentación, calzado, productos congelados o papel para envolver. Uno de los errores más habituales que solemos cometer es el de 'reciclar' los briks, que podemos pensar que únicamente están elaborados con cartón. Sin embargo, el plástico y el aluminio también están presentes en estos envases, por lo que pertenecen al contenedor amarillo. Las servilletas de papel usadas o los papeles sucios deben echarse al cubo de desechos orgánicos. Los pañales y compresas, al de restos.

Leer: 'La Vida de las Cosas', el proyecto para enseñar a reciclar a los más pequeños

Errores en el contenedor verde

El contenedor verde es el encargado de almacenar botellas de vidrio, frascos de vidrio de perfumes, cremas o colonias, así como tarros de alimentos, como el que encontramos en mermeladas y conservas. Sin embargo, muchas personas confunden el vidrio con el cristal y cometen un grave error al deshacerse de bombillas, espejos, ceniceros, vasos y platos, quede deben llevares al punto limpio o a centros de recogida.

Aunque vidrio y cristal parecen ser el mismo material, no tienen la misma composición. La principal diferencia entre ambos es que el primero es 100% reciclable y se puede fundir de nuevo sin perder cantidad ni calidad, mientras que el segundo contiene óxido de plomo, un elemento que no se puede fundir en los mismos hornos donde se producen los envases de vidrio, ya que necesitan una temperatura diferente.

Leer: Soluciones de reciclaje para espacios pequeños

Más sobre: