pareja-camping

Medio ambiente

¿Te vas de acampada? ¡Aquí tienes el manual del perfecto campista!

El contacto directo con la naturaleza es el principal atractivo de estas divertidas escapadas, por lo que debemos protegerla y ser respetuosos con ella

by Gtresonline

El verano ya ha comenzado y todo el mundo ya piensa en sus planes para disfrutar de sus anhelados días de descanso. Ciudad, playa y montaña suelen ser los destinos frecuentes para la mayoría, optando mayoritariamente por hoteles, apartamentos o casas rurales como los principales alojamientos. Sin embargo, existen otras alternativas más económicas e ideales para una escapada al aire libre. Nos referimos a los campings o zonas de acampada, donde podrás disfrutar del pleno contacto con la naturaleza en un entorno privilegiado. Puede que no sea lo más cómodo o lujoso, pero supondrá una divertida y desafiante experiencia que pondrá a juego tus habilidades como todo un 'superviviente'.

No obstante, hay ciertas normas que debes tener en cuenta si decides lanzarte a la aventura, ya sea en un área de acampada libre o en otra delimitada y adaptada para ello. Cuidar del entorno y procurar causar el mínimo impacto es básico para que todo el mundo pueda disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor. Recuerda que proteger el medio ambiente es responsabilidad de todos.

Lee: Hoteles para disfrutar del yoga este verano

Intenta no malgastar agua

El agua es un elemento básico para la vida, pero también un recurso limitado. Así, desde Playa Montroig Camping Resort, ubicado en la Costa Dorada, se recomienda hacer un buen uso de ella, agilizando los tiempos de ducha, de lavado de los platos y utilizando de forma correcta los pulsadores de descarga en los inodoros.

Fuego bajo control

Pocas cosas hay tan idílicas como encender una fogata en medio de una acampada. Sin embargo, también se trata de una de las cosas más peligrosas ya que, si no se realizan de la forma correcta pueden desencadenar un incendio y una gran tragedia medio ambiental. Por este motivo, la mejor opción es no hacerlo fuera de los lugares especialmente habilitado para ello y encenderlas siempre con carbón vegetal -cuyos residuos naturales se calcinan sin convertirse en ceniza y producen poco humo- en lugar de otro tipo de combustibles químicos. Por supuesto, evita fumar y tirar colillas cerca de zonas con abundante vegetación, sobre todo, si el clima es seco y hace mucho calor.

campingVER GALERÍA

Usa un medio de transporte ecológico

Durante tu estancia en el camping, evita moverte en vehículos motorizados contaminantes para generar la mínima polución y respirar un aire más limpio y puro en el recinto. Tus vecinos te lo agradecerán. Por el contrario, puedes optar por un medio de transporte ecológico, como la bicicleta, que además podrás aprovechar para salir de excusión por la zona y, de paso, hacer algo de ejercicio.

Respeta el descanso de los demás

Uno de los principales motivos para salir de acampada es alejarnos del estrés de la ciudad disfrutar de la paz y tranquilidad que aporta la naturaleza. Por este motivo, modera el volumen, tanto de tu voz, como de la música o dispositivos electrónicos que lleves contigo, sobre todo, durante la noche, cuando debe reinar el silencio. Recuerda que descansar es uno de los principales objetivos de las vacaciones.

Lee: Si te preocupa el cambio climático, tal vez no deberías viajar en avión

Cuida los árboles y las plantas

Protege la flora del lugar e intenta dejarlo todo tal y como lo encontraste. El camping catalán recuerda que tanto los árboles como plantas son los encargados no sólo de dar sombra y cobijo, sino también de oxigenar el entorno y preservar el medio ambiente. Por ello es primordial no cortar o agredir la vegetación que da vida al entorno.

Mantén un espacio limpio para todos

Mantener la zona limpia conllevará a una mejor convivencia y mejor mantenimiento del recinto, contribuyendo a salvaguardar el ecosistema con su respectiva fauna y flora, más aún si te encuentras en una zona de libre acampada. En cuanto a los residuos, deben colocarse en bolsas adecuadas y depositadas en sus respectivos contenedores de reciclaje. Por supuesto, evita los envases de plásticos en medida de lo posible y sustitúyelos por otros ecológicos y reutilizables. Asimismo, usa productos naturales y biodegradables que no contengan elementos químicos nocivos.

Más sobre: