Chica con test de embarazo

¿Es posible estar embarazada y no tener conciencia de ello?

Pues sí es posible. Se conoce con el nombre de embarazo críptico y aunque es un fenómeno minoritario, se dan casos de mujeres que no saben que han concebido hasta muy poco antes de dar a luz.

by hola.com

Conocemos cómo corregir posturas, cómo aliviar posibles dolores, cómo preparar nuestro cuerpo para el momento del parto, cómo controlar los cambios de humor o cómo alimentarnos según las diferentes etapas de la gestión. Sin embargo, aún existen muchos interrogantes acerca del embarazo. A pesar de que la naturaleza nos ha brindado herramientas para conocer nuestro cuerpo y saber si estamos embarazadas o no, hay mujeres que superan las distintas etapas del proceso sin sufrir cambios en el cuerpo y, por consiguiente, sin saber que están esperando un bebé. Esta extraña situación, que se llama embarazo críptico y podría poner en riesgo la salud del futuro niño, despierta un sinfín de preguntas. César Lizán, director médico de Clínicas Eva, nos resuelve todas las dudas surgidas acerca de este, para muchas, desconocido concepto.

"El término embarazo críptico se usa para referirnos a mujeres que no tienen conciencia de estar embarazadas, llegando algunas de ellas a enterarse en el momento del parto", explica el profesional. El experto asegura que, aunque no es algo habitual en el campo en el que trabaja, ocasionalmente puede darse en mujeres con problemas psicológicos, reglas irregulares o que utilizan determinados métodos anticonceptivos. Además, las mujeres nuligestas, que nunca han dado a luz a ningún hijo, o las obesas también pueden experimentar esta situación.

Chica pensativaVER GALERÍA

Leer: Ser madre te descubrirá una nueva versión de ti misma

¿Cuáles son los síntomas?

Por imposible que, a priori, pueda parecer, las mujeres que experimentan un embarazo críptico no se enfrentan a los mismos síntomas que una que vive una gestación normalizada. Tanto es así que, a pesar de estar esperando un bebé, pueden no presentar ninguna sensación o cambio en su cuerpo. "Habitualmente, las mujeres no experimentan síntomas o no los atribuyen a su estado de gestación", explica el doctor. Algunas de ellas ni siquiera se percatan del aumento del abdomen, los desajustes hormonales o las alteraciones del ciclo menstrual, pruebas que evidencian indudablemente una gestación. No obstante, el especialista puntualiza que son muy pocas las mujeres que no perciben el crecimiento de la barriga: "El no percibir el aumento del abdomen es extremadamente atípico especialmente en el tercer trimestre de gestación, siendo incluso la medida de la altura uterina, la distancia entre el pubis y la parte superior del útero, uno de los parámetros clásicos que nos permiten conocer una adecuada evolución de la gestación".

Leer: Así puedes controlar los síntomas de embarazo

¿Supone algún riesgo para la mamá y el futuro bebé?

La respuesta es contundente: el embarazo críptico sí supone un riesgo para la mujer gestante y el feto. Desde el momento en el que se confirma el estado de buena esperanza, se debe realizar un seguimiento de todo el proceso con previsiones prenatales, en las que, además de pesar y tomar la tensión arterial de la madre, se realizarán las pruebas pertinentes. "Precisamente el no poder realizar un adecuado seguimiento del embarazo es el mayor riesgo de este tipo de gestaciones, donde pueden pasar inadvertidos problemas importantes tanto para el feto (retrasos de crecimiento, infecciones, alteraciones anatómicas…) como para la madre (preeclampsia, inmunizaciones, diabetes…)", concluye el doctor César Lizán.

Leer: ¿Se puede saber si es niño o niña por los síntomas de embarazo?

Más sobre: