eliptica

Si eres una apasionada del ‘spinning’, ¡no esperes más para probar el ‘Indoorwalking'!

Emular una caminata sobre una elíptica es la nueva actividad colectiva que triunfa en los gimnasios

by hola.com

El mundo del fitness está en continua evolución. Cada día surgen nuevas herramientas, disciplinas y actividades relacionadas con el ejercicio físico con el fin de que no te estanques ni te aburras en la ardua tarea de ponerte en forma. Pero, sin duda, una de las clases colectivas que más triunfa en gimnasios de todo el mundo desde hace ya algunos años es el spinning o ciclo indoor. Emular la subida a una montaña al ritmo de la música desde una bicicleta estática y sin salir a la calle supone un desafiante (y divertido) reto que puede quemar hasta 500 calorías en tan solo una sesión de 50 minutos. Aunque si montar en bici no es lo tuyo y eres de las que optan por ir andado a todas partes, el Indoorwalking es la actividad ideal para ti.

Se trata de una rutina grupal de reciente creación que se está comenzando a instaurar en numerosos clubes y centros deportivos consistente en simular una caminata en una máquina elíptica, a diferentes ritmos y recorridos de intensidades variadas, siempre guiados por la música y un instructor cualificado. A simple vista puede parecer relativamente fácil, pero se trata de un trabajo cardiovascular muy completo con el que, a diferencia del spinning, no solo entrenaremos las piernas y el tren inferior, sino también el superior, puesto que brazos, hombros y abdominales no dejan de trabajar en ningún momento.

Lee: Si vas a empezar a entrenar en el gimnasio, estas son las cosas que no deberías hacer

pareja-elipticaVER GALERÍA

Los beneficios de caminar

Este sistema tan innovador fue creado por Enric Bonilla, profesional del fitness y la salud, en 2004 bajo la premisa de confeccionar un programa de entrenamiento que permitiese conjugar los beneficios del trabajo en posición vertical sin impactos con la música, tal y como se indica en su sitio web.

Además de ganar fondo y mejorar nuestra resistencia aeróbica (lo que también lleva consigo una importante quema de calorías y bajada de peso), con la práctica regular de este ejercicio conseguiremos tonificar los músculos de las piernas y los glúteos, fortalecer el abdomen y la espalda, así como ganar una mayor movilidad en los brazos, dado que estos intervienen en todo momento al acompañar el movimiento circular de la elíptica. Todo ello de una forma completamente segura para nuestro cuerpo ya que, al ser un ejercicio controlado donde no existe ningún impacto, las articulaciones no corren el riesgo de lesionarse.

Por todos estos motivos y su sencillez en la ejecución, puede resultar una actividad ideal para iniciarse en el mundo del ejercicio si no te tiene ninguna experiencia previa o también para la recuperación muscular en terapias de rehabilitación.

Las sesiones de Indoorwalking suelen tener una duración de unos 30 minutos y en ellas se van ejecutando diferentes ejercicios con intensidades distintas y progresivas. Lo más recomendable es iniciarse poco a poco, con clases más suaves para aumentar el ritmo conforme nos sintamos más fuertes y sentir todo lo que una caminata puede hacer por nuestro bienestar.

Más sobre: