El vertedero que se esconde en el fondo del Mediterráneo

Los investigadores contabilizaron unos 200 objetos o partículas de basura por metro cuadrado en el estrecho de Messina, que separa la isla de Sicilia de la región de Calabria

by Gtresonline

El cambio climático se ha consolidado como la principal preocupación a nivel mundial, por delante del terrorismo y los ciberataques, según el informe Pew Research Center's Spring 2018 Global Attitudes. Los fenómenos meteorológicos extremos, como las inundaciones, las largas sequías y las olas de calor, la extinción de especies animales o los cambios en los ecosistemas son algunas de las consecuencias de la grave problemática ambiental a la que nos enfrentamos. El abandono o la gestión inadecuada de los residuos es una de las acciones que producen impactos notables en el medio, contribuyendo al cambio climático y favoreciendo la acumulación de residuos en el fondo de los mares.

Leer: El fin de las emisiones de dióxido de carbono está más cerca de lo que pensamos

Mayor concentración de basura

En ocasiones, la ficción supera a la realidad. Los investigadores Martina Pierdomenico, Daniele Casalbore y Francesco Latino Chiocci se llevaron una desagradable sorpresa al descubrir la mayor concentración de residuos urbanos jamás registrada en aguas profundas de cualquier parte del mundo. El desolador espectáculo se produjo cuando estos científicos del Consejo Nacional de Investigación de Italia y de la Universidad de Roma 'Sapienza' comenzaron a trazar un mapa geológico del lecho marino y encontraron un vertedero en el estrecho de Messina, que separa la isla de Sicilia de la región de Calabria, en Italia continental, a más de 500 metros de profundidad.

Árboles de Navidad, colchones, muñecas de juguete, ladrillos, muebles de cocina y hasta un automóvil completo. El robot sumergible POLLUX III ha sido el encargado de explorar la zona y recopilar estas imágenes impactantes en las que los expertos han contabilizado unos 200 objetos o partículas de basura por metro cuadrado. Para completar sus observaciones sobre los residuos y completar el estudio, publicado en la prestigiosa revista Scientific Reports, realizaron diversas rutas submarinas identificando los materiales depositados en el valle marino. "A medida que se han ido explorando nuevas zonas, este problema ha resultado ser mucho mayor de lo que pensábamos. Ahora se piensa que los fondos marinos albergan la mayor acumulación de basura de la Tierra", ha señalado Martina Pierdomenico, investigadora del CNR y coautora del estudio.  

Leer: Trueque 'eco': Pagar el transporte público reciclando ya es posible

Plástico, el principal enemigo

A pesar de que se están emprendiendo numerosas acciones para poner fin al plástico, continúa siendo el residuo más perjudicial para los océanos. Según las conclusiones de la investigación, el material más abundante de este vertedero son plásticos (70%), seguido por desechos de construcción, ropa, metales y chatarra. Las bolsas de plástico y los envoltorios blandos son, con mucha diferencia, el residuo más habitual (el 52% del total).

"El plástico puede durar hasta 500 años en el mar y es una fuente de contaminantes orgánicos persistentes que son tóxicos para la fauna marina y se pueden acumular en sus tejidos. Además, se ha observado que la acumulación de plástico en el fondo del mar puede impedir el intercambio de gases con aguas más superficiales, lo que supone un riesgo adicional para la fauna del fondo marino", señala Pierdomenico, quien está dispuesta a estudiar las graves consecuencias que provoca este contaminante material en el medio ambiente.

Leer: El plástico, una grave amenaza para las especies marinas (y para la especie humana)

Más sobre: